Cadenas de abastecimiento: 24 horass

marzo 16, 2016 - Por Genaro Rojas
464 0
Etiquetas:

Mientras la mayoría de nosotros duerme, los envíos se mueven 24/7 para mantener el suministro en perfecta armonía con la demanda. Estas empresas de transporte y logística del salón de la fama se encargan de ello, y aseguran que sus envíos no pierdan el ritmo.

UNA NOCHE AGITADA

Conozca a los reyes de la carretera -un equipo de conductores que maneja un tractor con una cabina dormitorio para dos personas que transporta dos remolques llenos de carga LTL de Chicago a Denver.

El sol aún no ha mostrado su cara, pero en el centro de distribución de YRC Freight en Chicago Heights, Illinois, los trabajadores han estado ocupados durante horas en el patio y en los muelles de carga. Algunos de ellos tienen la tarea de llenar dos remolques de 28 pies con carga LTL con el fin de prepararlos para un viaje a Denver.

Las cargas que van en esos remolques llegaron durante la noche desde las instalaciones de YRC en Columbus, Ohio; Grand Rapids, Michigan; Milwaukee, y otras ciudades del centro noroeste de Estados Unidos. Incluyen todo tipo de productos que envían los minoristas, mayoristas, fabricantes y agencias gubernamentales. Muchos de esos productos venían empacados sobre plataformas, pero los trabajadores también cargan cajas de cartón individuales y productos a granel envasados en barriles.

Con años de experiencia para guiarlos, los trabajadores de los muelles aprovechan al máximo el espacio en cada remolque, metiendo toda la carga posible sin comprometer la seguridad de la misma y sin exceder las restricciones legales de peso.

Tienen muchas herramientas que les ayudan a armar este rompecabezas. A medida que cargan un remolque, deslizan las barras de la cubierta hacia las ranuras de las paredes para formar un sistema de estanterías, de modo que puedan apilar una carga encima de otra sin que entren en contacto directo. También inflan las bolsas de aire para estiba y las colocan entre las cargas, para evitar que la mercancía se mueva de un lado a otro.

Una vez que los profesionales del muelle terminan de cargar los remolques, dos conductores -nosotros los llamamos Jim y Brian- informan al equipo de destino en Denver que se preparen para su viaje. Aunque YRC emplea mujeres conductoras, y algunos equipos de esposos y de padre e hija, la mayor parte de sus conductores son hombres. Como equipo, los conductores pueden hacer el viaje a Denver en un solo recorrido, haciendo que las llantas rueden de manera casi continua.

TODO VIAJE COMIENZA CON UN SOLO PASO HIT THE ROAD JACK ♫

Cada conductor revisa doblemente su cartera para asegurarse de traer consigo su licencia de conducir comercial. El equipo también repasa el manifiesto de carga. Al comprobar que uno de los envíos en el remolque trasero contiene un líquido venenoso, Jim coloca el cartel correcto de material peligroso en el exterior de la caja. Por último, los conductores hacen una inspección de seguridad previa al viaje, revisan que la presión de las llantas sea la correcta, que todas las luces funcionen y que el camión esté preparado para salir a la carretera.

Jim y Brian también guardan artículos de higiene personal, ropa extra y otras pertenencias personales en los compartimentos de almacenamiento de la cama. Situada detrás de los asientos del conductor y pasajero, la cama no cuenta con ningún lujo. Pero está limpia, es cómoda y está equipada con un colchón. YRC proporciona una prestación para blancos que los conductores utilizan para comprar su propia ropa de cama. Jim es el conductor del turno de día en este equipo, por lo que ocupa el asiento del conductor.

Hace una anotación en un libro de registro de Horas de Servicio (HOS) para indicar el momento en que empieza a conducir. Brian, el conductor del turno de noche, hará una anotación similar cuando se haga cargo del volante. El Departamento de Transporte de Estados Unidos requiere que todos los conductores mantengan estos registros. Algunas compañías de camiones utilizan actualmente sistemas electrónicos para el registro de HOS, y es posible que la legislación pendiente pronto exija registros electrónicos en todos los camiones.

Pero por el momento, YRC utiliza registros en papel. Una vez que los dos remolques están enganchados y listos para moverse, Brian se mete en la cama para dormir. Jim dirige el camión fuera del centro de distribución y sigue su camino a lo largo de las carreteras locales hacia la interestatal. El tractor que está conduciendo cuenta con una serie de tecnologías de seguridad avanzadas, tales como la mitigación de colisiones, el frenado activo, alertas de cambio de carril y detección de puntos ciegos.

La cabina también está equipada con un sistema de radio satelital. Una cosa que el tractor no tiene es un sistema de comunicaciones y de seguimiento por satélite. Debido a que los camiones de transporte de LTL recorren las mismas rutas y otra vez, con tiempos de conducción bien establecidos entre dos puntos cualesquiera, YRC no necesita realizar un seguimiento de la ubicación de un camión en tiempo real. Un conductor se comunica con un despachador en cuanto sale de una terminal, y de nuevo cuando llega al destino.

A menos que se encuentre con retrasos, rara vez hay una razón para comunicarse en tránsito. Sin embargo, casi todos los conductores de YRC llevan teléfonos celulares, los cuales pueden utilizar para llamadas personales o relacionadas con la empresa cuando no están conduciendo.

Después de cerca de tres horas en la carretera interestatal 88, Jim cruza la frontera del estado de Illinois para entrar en Iowa cerca de Davenport. Poco tiempo más tarde llega a la estación de pesaje del estado en Altoona, Iowa, el letrero se enciende para indicar que los camiones pueden entrar. Los trabajadores del patio allá en Chicago Heights pesaron el camión para asegurarse de que su peso bruto no excediera los límites legales y el peso se distribuyera apropiadamente sobre los ejes. Los inspectores en la estación de pesaje podrían pedir a Jim que conduzca el camión hacia una báscula para confirmar esos números o no hacerlo. En cualquier caso, esos inspectores harán una revisión de uno de tres tipos: Nivel 3 (una revisión de los papeles del camión), Nivel 2 (una revisión de los papeles más una inspección general de seguridad) o Nivel 1 (una revisión de los papeles, más una inspección detallada del conductor, el vehículo y la carga). De regreso en la carretera, ahora la Interestatal 80, Jim maneja sin incidentes, escucha música, pero mantiene su atención en la carretera. A medida que la mañana avanza, Jim se da cuenta de que se aproxima una acumulación de nubes grises. Pronto, el cielo se ha oscurecido y gotas gruesas comienzan a golpear el parabrisas. Con el tiempo, esas gotas se convierten en un chorro y luego en un torrente. Los limpiaparabrisas barren el parabrisas, Jim apaga el control de crucero para reducir la velocidad del camión y mantener la velocidad más segura posible mientras las condiciones mejoran. Pero la visibilidad es tan pobre que decide que lo más seguro es salir de la carretera tan pronto como sea posible. En la siguiente salida, dirige el camión a la zona de aparcamiento más cercana y espera pacientemente hasta que pase la tormenta. Luego, regresa de nuevo a la carretera. Los conductores de YRC están bien equipados para manejar el mal tiempo y otros peligros que enfrentan en la carretera. Según la compañía, de sus aproximadamente 12,000 empleados que tienen licencias de conducir comerciales, 2,250 han registrado un millón de millas o más sin accidentes en la carretera.

RECARGA DE ENERGÍA RUNNING ON EMPTY ♫

Alrededor de la 1 p.m. Jim está listo para comer y estirar las piernas. La ley federal permite que un camionero conduzca durante ocho horas antes de tomar un descanso de 30 minutos. Y puesto que se les paga por milla, los conductores tratan de hacer pocas paradas y de- tenerse poco tiempo. Pero Jim tiene tanta hambre que no le importa parar ahora. Así que en la próxima parada de camiones que encuentra se detiene. Brian despierta más o menos al mismo tiempo, listo para comer algo también. Las paradas de camiones con restaurantes de servicio completo que se adaptan a los conductores profesionales todavía existen, pero cada vez son más escasas. La mayoría de las instalaciones se han convertido en “centros de viaje”, con restaurantes de comida rápida como McDonald’s, Pizza Hut y Arby’s. Algunos conductores extrañan los restaurantes tradicionales, que ofrecen menús más completos, más saludables y la oportunidad de socializar con otros camioneros y el personal. Otros prefieren aprovechar la oportunidad de tomar una comida rápida en una cadena conocida y volver a la carretera. En su centro de viajes, Jim y Brian van al baño y disfrutan de una comida rápida, con cafés grandes. También entran en la tienda minorista por algunos suministros. El centro de viajes ofrece duchas, pero ninguno de los conductores se siente listo para tomar una en ese momento. La instalación también ofrece bombas de diésel, pero es demasiado pronto en el viaje para llenar el tanque. El camión continúa hacia el oeste por la I-80, ahora Brian ocupa el asiento del pasajero. El letrero en la primera estación de pesaje en Nebraska está apagado, así que Jim y Brian pueden pasar.

ATASCADOS EN UN EMBOTELLAMIENTO STUCK IN THE MIDDLE WITH YOU ♫

Todo va bien hasta que llegan a las afueras de Omaha, donde el tráfico se ralentiza a paso de tortuga. Debido a que Brian no está conduciendo, puede comprobar si hay información de tráfico en su teléfono. Se entera que más adelante ha ocurrido un accidente vehicular que involucra a tres automóviles, se han cerrado varios carriles justo al oeste de la zona de construcción próxima.

A menos que las cosas se resuelvan pronto, el embotellamiento retrasará a Jim y a Brian. Brian llama a su despachador para alertarlo sobre el problema. Si Jim estuviera conduciendo solo, esta llamada tendría que esperar hasta que encontrara un lugar en la carretera donde pudiera sacar el camión de forma segura hacia el arcén y detenerlo. Los empleados del centro de distribución de Denver empiezan a calcular si este retraso hará que cualquiera de las dos cargas, la de Jim y la de Brian, lleguen tarde a sus destinos finales. Si ese es el caso, notifican a los clientes.

El despachador también revisa las siguientes asignaciones de Jim y Brian, para ver si el retraso afectará su capacidad para realizar las conexiones necesarias. Parece que a pesar de todo llegarán a tiempo. Esta noticia es un alivio para los dos pilotos, ya que la pérdida de un enlace podría traducirse en millas perdidas en el camino, y en la reducción de su pago, a menos que el despachador les encontrara un viaje alternativo. Afortunadamente, Jim y Brian comienzan a moverse a velocidades de carretera normales en unos 30 minutos. Siguen su camino a través de Nebraska, escuchando a Bruce Springsteen en la radio satelital y conversando, principalmente sobre sus familias y deportes. A medida que la tarde se convierte en noche, los dos conductores están listos para hacer una parada para cenar y descansar. También llegó la hora de que Jim inicie su periodo de descanso. Comen en una parada de camiones y toman una ducha rápida.

DE NUEVO EN LA CARRETERA ON THE ROAD AGAIN ♫


Brian se hace cargo del camión, mientras que Jim se mueve al asiento del pasajero. De nuevo en la carretera, los conductores se instalan para escuchar programas de radio mientras el camión sigue con rumbo al oeste. Más tarde, Jim se retira a la cama, y Brian desliza el disco 3 de un audiolibro de misterio en el reproductor de CD del camión. Su principal atención está en el camino, pero la historia ayuda a que las millas pasen. El viaje nocturno por lo general ocurre sin incidentes. Brian disfruta de un par de barras de proteína y un café en termo, mientras conduce a través de la pradera. Al entrar en Colorado, hace una breve parada para repostar el camión y usar el baño, y luego comienza la última etapa del viaje. Pronto, las luces de la zona metropolitana de Denver aparecen en el horizonte. Todavía es de noche cuando dirige el camión hacia la terminal de YRC en Aurora. 


YRC ofrece transporte a través de Canadá, México y Estados Unidos, que incluye un servicio marítimo nacional a Alaska, Hawái, Guam, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y Puerto Rico.


Los trabajadores del patio desenganchan los dos remolques y los llevan a un par de muelles de descarga. Una parte de la carga irá a los camiones de reparto local para transportarla a los consignatarios en la zona metropolitana de Denver. Otra parte irá a instalaciones asociadas en lugares como Colorado Springs y Clifton, Colorado, para su entrega local en esas áreas.

Mientras tanto, otros trabajadores enganchan al tractor de Brian y Jim un nuevo par de remolques cargados. Los conductores se preparan para otro viaje de transporte de entrega, esta vez a Bloomington, California. En poco tiempo, están de vuelta en la carretera.

Este relato compuesto sobre un envío de entrega de carga LTL se basa en información proporcionada por Howard Moshier, vicepresidente senior de operaciones, y por Mike Williard, director de operaciones de entrega, de YRC Freight, con sede en Overland Park, Kansas. YRC Freight es una filial de YRC Worldwide, que se formó en 2003 mediante la fusión de Yellow Transportation y Roadway.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *