CHARLA CON EXPERTOS – PERSPECTIVAS 2020

diciembre 10, 2019 - Por Inbound Logistics Latam
1021 0
Etiquetas:

CHARLA CON EXPERTOS – PERSPECTIVAS 2020

Como cada año, Inbound Logistics Latam se acerca a los expertos del sector para recoger el pulso de su experiencia, y valuar a través de ese pulso la perspectiva del futuro inmediato. Eutimio Fernández Egurrola, Socio fundador de Servicios de Transportación Loyalty S.A. de C.V., Loyalty Logística y Distribución S.A. de C.V. y de ERLUZ Asociados S.C., platica con nosotros en esta ocasión, aportándonos valiosa información para no perder la brújula este 2020.

ILL (Inbound Logistics Latam): Eutimio, con la larga experiencia que tienes en el sector, te ha tocado vivir la evolución del talento logístico junto con la evolución del mismo sector. Al respecto, en tu posición de liderazgo y ahora como consultor, nos gustaría conocer tu percepción: ¿Cuáles son las competencias que se han venido añadiendo en los últimos tiempos, al perfil de un gerente logístico ideal o “completo”? ¿Qué tipo de habilidades, conocimientos o personalidades son las deseadas en quienes lideran las operaciones logísticas hoy en día?

EF: (Eutimio Fernández): Con respecto a las competencias, lógicamente hay que tener las básicas necesarias: liderazgo, servicio al cliente, capacidad para planificar, comunicación asertiva, trabajar bajo presión y trabajo en equipo; pero hoy en día, se suman a la ecuación: la creatividad, el pensamiento crítico para analizar y evaluar el entorno, apertura e intuición  –que si bien esta última puede derivarse de la experiencia, no muchas veces está relacionada con la edad o la antigüedad en un trabajo, sino con la capacidad para tomar decisiones certeras y correctas-. Y dados los cambios vertiginosos a los que estamos sometidos hoy en día, un logístico competente debe tener también una importante adaptación al cambio y estar dispuesto a tener un aprendizaje continuo.

En el área de conocimientos, hoy en día es fundamental tener dos particularmente: conocimientos financieros y conocimientos tecnológicos. Con respecto al primero, por lo menos tener los conocimientos básicos de finanzas, para poder entender y decodificar un reporte, una corrida, una estrategia; con respecto al segundo, es mandatorio al ser la tecnología una herramienta fundamental, tiene que estar actualizándose, entendiéndola y aplicándola.

En cuanto a la personalidad, un gerente de logística necesita ser una persona sociable, que pueda asistir a eventos, convivir con sus pares del sector, y también de otros sectores, lo que hoy se conoce como “benchmark cruzado”, pues una persona que trabaja en el sector automotriz, de pronto puede convivir con alguien que está en el sector de bienes de consumo, para intercambiar algunas soluciones, compartir herramientas, proveedores o soluciones afines. Asimismo, debe poder participar en asociaciones, cámaras, ferias, exposiciones, foros, y representar a su empresa en ellos, pues de estas sinergias surgen muchas veces las innovaciones.

Sin duda, la generación Millenial es adecuada para cubrir este perfil, pues mayormente posee una personalidad social más abierta, y ni qué decir de sus habilidades tecnológicas.

Antaño había ciertas carreras afines como la ingeniería industrial y el comercio internacional para llevar a cabo labores de logística, pero hoy hay una gran diversidad de formaciones académicas convergiendo en el ámbito logístico. Cualquier carrera o licenciatura puede aportar habilidades y tener cabida, incluso algunas aparentemente ajenas, como por ejemplo: la abogacía, ya que los logísticos estamos sujetos a revisar contratos que muchas veces pueden facilitar o entorpecer un negocio; médicos y veterinarios, porque son buenos para diagnosticar un problema, diseccionar un mal y encontrar soluciones; diseñadores y arquitectos, porque son creativos y tienen mucha habilidad para visualizar redes y diseñar espacios, y como la logística está hecha en función de puntos y líneas entre los cuales se mueven las mercancías, esos puntos y líneas acaban conformando redes. En fin, la logística hoy en día es polifacética y versátil.

 

ILL: En el camino de esta evolución, un director de logística ha llegado a formar parte importante del Consejo directivo de una empresa, por el impacto financiero que representan las estrategias operativas que decide ejecutar. Sin duda, este apalancamiento financiero requerido, ha abierto un nuevo escenario para el logístico actualmente, el cual se antoja por demás complejo. ¿Cómo podrías describirlo, y qué elementos entran en juego para conformarlo?

 

EF: El gasto logístico en la mayoría de las empresas, es el gasto más importante que tienen. De ahí que siempre las áreas que conforman la división logística (planeación, almacenes y transporte), sean las que normalmente se reten para disminuir costos y gastos.

En esta búsqueda de reducción de costos y gastos, existe un proceso complejo comprendido entre el momento en que se emite una orden y hasta aquél en el que se cobra, el cual apremia realizarse, pues mientras más rápido se cobre, mayor liquidez se tiene y menor financiamiento se requiere. Esa sensibilidad dentro de los procesos y dentro de las áreas en cuanto al gasto y el enfoque financiero de ese gasto, van dando resultado en las mejoras del llamado en inglés, “order to cash”.

También hay otro complejo proceso a cuidar, el de ventas-operaciones, conocido como “S & OP”, el cual es fundamental. En éste, el área de finanzas acompaña a las áreas operativas en cada etapa del proceso, para alinear el sistema al resultado final. Con este acompañamiento se pretende que el objetivo planteado de rentabilidad se dé en cada período. Aquí participan las áreas comerciales (ventas, marketing y finanzas).

En el camino de estos procesos, uno de los mayores desafíos para los logísticos es apegarse en exactitud al plan de la demanda, el cual prevé un pronóstico de ventas que a final del día, determina todas las operaciones previas: qué se tiene que comprar, dónde se tiene que adquirir, quién lo tiene que fabricar, en dónde y en qué tiempo se tiene que transportar, etcétera. Es decir, ese plan de la demanda está arrastrando todo el plan de negocio, de ahí la importancia de irlo afinando y cuidando.

Ciertamente, las variables con las que se trabajaba antes, han cambiado; hoy, la incertidumbre del tránsito entre punto A y B, debido a problemas de seguridad, infraestructura o falta de operadores, por ejemplo, nos alteran las rutas y planes cotidianamente. Un logístico debe tener la habilidad para detectar, considerar y resolver los mayores factores negativos posibles, para evitar que incidan en el resultado.

Asimismo, hemos de considerar que la producción de SKUs no se puede detener porque es parte de la innovación de una compañía; pero, lo que sí podemos hacer es eliminar aquéllos que no estén dando resultados. Hay que tenerlos muy observados, para identificar cuando éstos dejan de funcionar, y con ello atender debidamente la demanda. Ciertamente, el crecimiento de portafolios incrementa también las operaciones, y no todos los SKUs que se integran al portafolio tienen una contribución positiva al negocio; por lo tanto, el reto es cuidar y conservar aquéllos que generen valor, y eliminar del portafolio aquéllos que lo destruyan, quitándole oportunidad a productos nuevos.

Estas estrategias clave para el negocio, son las que están llevado a los logísticos a formar parte importante de las empresas, tanto en la toma de decisiones, como en la conducción de las mismas.

 

ILL: 2019 ha sido un año difícil para la economía mexicana, sobretodo por la incertidumbre que ha generado la dilación de la ratificación del T-MEC; sin embargo, las operaciones implicadas en materia de importaciones y exportaciones no pueden detenerse. Desde el pulso que tu vives día a día en el sector, ¿cómo podrías describir este año en materia logística? ¿Qué aspectos, circunstancias o sucesos positivos puedes destacar, y cuáles lamentar?

 

EF: Ciertamente este año ha sido muy malo para la logística, porque al detenerse las operaciones en cualquier otro sector, se detienen también las operaciones de suministro. Por ejemplo, el sector construcción, que es un sector que mueve mucho la economía del país, hoy está detenido, y por tanto, no hay movimiento de materiales e insumos: cementos, varillas, madera, aceros, losetas, accesorios, etc. Y como este sector, el de bienes de consumo y muchos otros, también se han frenado.

Igual de complejo es tener un ambiente de mucho crecimiento y no estar preparado, como tener un ambiente contraído donde no podamos proyectar nuestro potencial. Las empresas siempre contraen compromisos con base en una previsión; entre ello, compromisos con empresas de transporte, con las que por ejemplo tenían contempladas cargas con ciertos volúmenes de productos especializados. De pronto, cambia la jugada y se tienen que ajustar o completar dichas cargas con productos generales para seguir compitiendo en el mercado, aunque se trate de una competencia temporal o simulada. Esto sin duda, desequilibra al sector logístico, pues también repercute en costos. Por tanto, no tengo ninguna circunstancia positiva que destacar en el ámbito económico. Si acaso, en el sector podría destacar el crecimiento tecnológico al interior de las empresas, pues el comercio electrónico sigue empujando tanto la implementación como las buenas prácticas, aunque lamentablemente la falta de soluciones en materia de infraestructura, seguridad y movilidad siguen afectando la última milla. Además de la contracción económica, la inseguridad del país sigue siendo el factor negativo primario, por constituir el punto neurálgico de la problemática.

Lamentablemente un país que deja de invertir en infraestructura no sólo pierde el año que dejó de invertir, sino mucho más, por los pasos que da hacia atrás.

 

ILL: ¿Qué perspectivas vislumbras para 2020 tanto en el terreno financiero como en el operativo, y qué recomendaciones harías a tus colegas para abordar retos y desafíos?

 

EF: Con respecto a las perspectivas para 2020, yo creo que en materia de infraestructura, a pesar de que se han anunciado activaciones para el próximo año, dejamos de hacer tantas cosas importantes durante 2019, que dudo nos nivelemos, por las muchas oportunidades perdidas.

Con relación al T-MEC, muchas compañías afectadas por los aranceles que ha impuesto Estados Unidos a productos chinos, le representan a México una oportunidad, pero cómo acogerlas si no tenemos las visiones adecuadas en materia de infraestructura y seguridad. Dudo sinceramente que la situación se componga y podamos ofrecerles condiciones para seguir produciendo aquí, lo que dejaron de producir allá. No obstante ello, hay cosas qué hacer.

Las recomendaciones que daría a mis colegas para 2020 se remiten a cautela en inversión y financiamientos, pero sí avanzar en términos de conocimientos y no perder el paso; seguir caminando en los proyectos planeados, para que una vez liberados los recursos que requieran dichos proyectos, se puedan ejecutar sin dilaciones. Hay que fortalecer lo que se tiene y mejorarlo.

 

ILL: Eutimio, el sector logístico mexicano respeta mucho tu trayectoria, por lo que te has convertido en una voz referente en foros, congresos y conferencias. ¿Cuál es el mensaje que darías a los jóvenes que hoy se preparan para convertirse en los logísticos del mañana? 

 

EF: Que estén muy al pendiente de los detalles, tanto en aquéllos de su vida profesional, como en aquéllos propios de su empresa, su entorno, y hasta su vida personal. Que desarrollen la sensibilidad para percibirlo todo, agudizando sus sentidos. En los pequeños detalles puede estar tanto la solución, como el mismo “diablo”, como reza el dicho.  


Trayectorias de éxito

Eutimio Fernández Egurrola es Ingeniero Mecánico egresado de la Universidad Anáhuac; cuenta con diplomados de Alta Dirección por el ITAM, y en Logística por el Georgia Tech.

 Trabajó durante 35 años en Grupo Jumex, colaborando en el área de Ingeniería, Proyectos y Manufactura, ocupando por 23 años la Dirección de Logística y Transporte. Fue miembro de la Mesa Directiva de la ANTP (Asociación Nacional de Transporte Privado), y miembro de la Comisión de Transporte de CONCAMIN. Participó en el Comité de Logística del American Chamber of Commerce México, así como en el Comité de Competencias Logísticas de la Secretaria de Economía. Hoy, participa del Grupo de Directivos de Logística de CONMÉXICO, es miembro del Consejo Editorial de la Revista T21, miembro Consejero en #SoyLogístico Asociación, y participa activamente como conferencista y panelista en Foros de Logística y Transporte.

 Como empresario, Eutimio Fernández Egurrola es actualmente Socio fundador de Servicios de Transportación Loyalty S.A. de C.V., Loyalty Logística y Distribución S.A. de C.V. y de ERLUZ Asociados S.C.


 

 

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *