El llenado del complemento de Comercio Exterior

noviembre 21, 2016 - Por Inbound Logistics Latam
781 0
Etiquetas:

Comenzar a comercializar productos en el extranjero es uno de los más importantes hitos que marca a la mayoría de los emprendimientos.

Aunque pueda creerse que para hacerlo es necesario contar con un determinado stock o capacidad financiera mínima, lo único que se requiere es disponer de un comprador en el extranjero y contar con un agente aduanal.

Esto último con el objetivo de cumplir con ciertos requisitos que exige Aduana, como la reglamentación para productos perecederos, entre otros. El comercio exterior es una de las áreas con mayor dinamismo en México, una actividad en la que, anteriormente, para amparar la salida de mercancías que no retornaban al país, se tenían que utilizar hasta cuatro documentos:

  1. Pedimento de exportación
  2. Comprobante de valor electrónico
  3. Factura proforma
  4. Factura fiscal.

Sin embargo, al modelo de facturación electrónica establecido por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), se sumó un complemento de Comercio Exterior para Comprobantes Fiscales Digitales por Internet (CFDI), el cual entró en vigor a partir del 1 de julio del año en curso, como una innovadora herramienta tecnológica de apoyo para las empresas exportadoras que actualmente usan el pedimento de exportación A1, y que será obligatorio a partir del 1 de enero del 2017.

De acuerdo con estudios internos de la firma líder en soluciones administrativas Aspel, cerca del 10% de las empresas en México pueden llegar a necesitar este complemento, que sirve para incorporar la información del tipo de operación, los datos de identificación fiscal del emisor, receptor o destinatario de la mercancía, y la descripción de los productos exportados.

“En el sector aduanero el pedimento de exportación que más se utiliza es el A1, a través del cual se asienta el número de folio fiscal de la factura electrónica correspondiente, y se transmite al sistema electrónico aduanero por medio de la Ventanilla Digital”, explica Magdalena Méndez, gerente de soporte técnico de Aspel.

Softwares administrativos como Aspel SAE cuentan con la generación y timbrado de CFDI con el complemento de Comercio Exterior que se requiere para exportar mercancías de tipo definitiva, para incluir información como: colonia, localidad, municipio, estado, país y código postal del emisor del comprobante.

Respecto al llenado de datos de la mercancía, tales como modelos, submodelos, marcas y números de serie, deberá indicarse el tipo de operación 2 en el complemento.

Cabe señalar que las plantillas permiten llenar los datos de quien recibirá la mercancía en el extranjero y expresar el monto en dólares, lo que facilita los procesos para las compañías, haciéndolas más competitivas.

“Es importante que las empresas que estén considerando realizar exportaciones dentro de su plan de negocios, adquieran herramientas tecnológicas para agilizar procesos y optimizar sus operaciones internacionales, y de esta manera, tener una mejor organización de su información para ser más rentables en un entorno global y cumplir con la normatividad en la materia”, asegura Magdalena Méndez.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *