Especial AMTI: Resolviendo el presente, creando el futuroo

febrero 21, 2017 - Por Inbound Logistics Latam
607 0
Etiquetas:

A lo largo de 17 años de historia, la Asociación Mexicana del transporte Intermodal (AMTI) ha cumplido el objetivo principal que se marcó en su misión, erigirse como el ente interlocutor ante las autoridades federales, estatales y municipales, para garantizar el desarrollo continuo, ordenado y armonioso del transporte intermodal, mediante al apoyo y la participación de los prestadores que la conforman.

La AMTI aglutina a los principales actores que participan en el transporte intermodal en el país, y ha influido en forma decisiva en su eficiencia, propiciando el desarrollo y consolidación del sistema del transporte intermodal mexicano, el cual está integrado a la red más avanzada del transporte intermodal del mundo, en la región de Norteamérica.

Para fortalecer el servicio intermodal, en este tiempo se ha promovido el desarrollo de proyectos de infraestructura, como son terminales en los principales puertos marítimos y fronterizos, y se han incrementado los puertos interiores que han permitido ampliar la cobertura de servicio, extendiendo a muchas industrias los beneficios de seguridad, consistencia, sustentabilidad y economía, que el transporte intermodal ofrece en los principales polos de desarrollo económico del país.

La red de servicio intermodal ha hecho de México un país más competitivo en la tracción de inversión extranjera directa, en sectores clave como: automotriz, electrónica, aeroespacial, electrodomésticos, retail y alimentos, entre otros que usan el transporte intermodal, como parte de su cadena de abastecimiento y distribución, gracias a las conexiones cross-border para importación y exportación.

La AMTI, en su papel de interlocutor ante las autoridades para promover y extender los servicios intermodales, destaca recientemente la autorización por parte del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria –SENASICA-de las inspecciones fito y zoosanitarias para productos agrícolas en puertos interiores, conocido como Sistema Integral de Servicio de Inspección –SISI-, el cual permite descongestionar los puertos fronterizos y agilizar el tránsito de mercancía como pet moss, alimento para mascotas, harina de maíz y otros hasta su destino tanto de importación como exportación, lo cual transfiere una mayor competitividad al comercio exterior de productos perecederos.

Gracias a acciones como ésta, el transporte intermodal se ha consolidado como el modo terrestre más eficiente de conexión entre los mercados de México, Estados Unidos y Canadá, a través de los puertos fronterizos de Nuevo Laredo, Piedras Negras, Ciudad Juárez y Nogales; y con el resto del mundo, a través de los puertos marítimos de Altamira, Veracruz, Manzanillo y Lázaro Cárdenas.

La AMTI seguirá extendiendo la cultura del transporte intermodal, y enfrentado retos para continuar el esfuerzo de crecer el servicio intermodal, que hoy suma más de 800 mil contenedores movilizados al año.

Las oportunidades están en mejorar el transporte de última milla, extender el servicio doméstico que actualmente existe en la ruta CDMX-Mexicali -en el denominado Servicio Interpacífico- y ampliar la presencia en la región sureste del país. En la AMTI, confiamos en que juntos resolvemos el presente, creando el futuro.

Retomando la información expuesta en el Supply Chain Leaders Meeting llevado a cabo en febrero de 2016, Inbound Logistics Latam plantea las siguientes preguntas, para dar continuidad a los lectores respecto a las tareas que el sector del transporte intermodal realizaría a lo largo del año pasado.

Para tal fin, entrevistamos a su presidente y miembros del Consejo de AMTI, todos representantes a su vez, de empresas pertenecientes al sector intermodal.


Retomando la información expuesta en el Supply Chain Leaders Meeting llevado a cabo en febrero de 2016, Inbound Logistics Latam plantea las siguientes preguntas, para dar continuidad a los lectores respecto a las tareas que el sector del transporte intermodal realizaría a lo largo del año pasado. Para tal fin, entrevistamos a su presidente y miembros del Consejo de AMTI, todos representantes a su vez, de empresas pertenecientes al sector intermodal.


Charlando con el Presidente de la AMTI 

Para hablar sobre el desempeño de la AMTI a lo largo de 2016, su Presidente Erich Walter Eugen Wetzel Storsberg, Director General de Ferrocarril y Terminal del Valle de México, nos comparte el seguimiento que la Asociación dio a los siguientes temas: Hacer crecer a la Asociación a través de la afiliación de más empresas; consolidar el Proyecto con SENASICA; poner en marcha el Contrato para Intercambio Intermodal y Acceso a Terminales (IIAT), el cual busca homologar la operación intermodal en México; acercar cursos a nuevas generaciones de logísticos, para ayudarlos a conocer al intermodal desde lo más básico hasta aspectos como temas de aduanas; y por último, la actualización de la Ley Ecológica en México. Esto es lo que nos comenta al respecto:

Efectivamente, en lo que concierne a 2016, tuvimos un incremento de agremiados; sin embargo, aún nos falta mucho camino por recorrer, de hecho, este sigue siendo un punto para la agenda de este 2017.

Respecto a la consolidación del proyecto con SENASICA, pasamos del programa piloto a uno permanente, lo cual habla del éxito que tuvo entre los usuarios; además, este éxito también logró que las puertas quedaran abiertas para poner nuevos puntos de inspección en aduanas interiores, así como agregar los productos para este fin.

Es importante destacar, que al inicio del proyecto sólo se tenían 4 productos: peat-moss, harina de soya, alimento para mascota y sustituto de crema; hoy en día, al haberse cerrado como programa piloto, e iniciar como permanente, tenemos ya un listado de 22 productos, y la lista sigue en aumento. Efectivamente, seguimos en sinergias con SENASICA para traer nuevos proyectos que beneficien al sector logístico.

También cabe mencionar que mantenemos el dedo en el renglón respecto a la idea de abrir el panorama, para introducir productos que no sean de bajo riesgo, porque estamos convencidos, y ahora con pruebas concretas, de que la revisión en aduanas interiores ha traído grandes beneficios en todos los aspectos en el intermodal, por lo que continuaremos buscando beneficios.

Respecto al Contrato para Intercambio Intermodal y Acceso a Terminales (IIAT), buscando homologar la operación intermodal en México, seguimos aún en proceso, pero pronto daremos noticias al respecto.

Por otro lado, ciertamente para la AMTI, las nuevas generaciones representan el futuro de nuestro país, por lo que es indispensable –y sobretodo dadas las circunstancias que estamos viviendo hoy en día con nuestros vecinos del norte- que los jóvenes vean, conozcan y entiendan que existen otros horizontes además de Norteamérica, y otros sectores productivos además de la moda, y que aprecien las implicaciones sobre transporte, particularmente el intermodal.

Por esto, la AMTI vuelve a llevar a cabo cursos de capacitación, y este año se tendrán por primera vez, sinergias con el fin de intentar gratuidad en ellos, (o con una cuota de recuperación extremadamente accesible para todos), porque deseamos que cada vez más y más estudiantes y personas en general, se capaciten y nos ayuden a dar a conocer este modo de transporte tan noble. Donde seguimos sin avances es respecto a la actualización de la Ley Ecológica en México; sin embargo, es prioridad para este año, continuar con los proyectos que se quedaron sobre la mesa.

Respecto a las metas planteadas por la AMTI para 2017, sobretodo ante los inminentes ajustes que México tendrá que hacer respecto a su política de comercio exterior con los Estados Unidos, por lo que Inbound Logistics Latam le preguntó al presidente de la Asociación, en qué forma considera que el transporte intermodal puede contribuir al desarrollo del mercado interno y el fortalecimiento de la microeconomía, y partiendo de ello, cuáles serán las oportunidades y los riesgos para el sector a lo largo de 2017, y esto nos contestó:

Este año, la AMTI está muy ambiciosa, porque tenemos muchos temas y proyectos pendientes y temas que creemos que como asociación, deben ser revisados y tomados en cuenta, para dar soluciones o mejorar; sin embargo, estamos conscientes de que “el que mucho abarca, poco aprieta”, por lo que buscaremos los temas que requieran más atención; como ya mencioné, uno de los objetivos principales que tenemos, es dar seguimiento a los proyectos que quedaron inconclusos el año pasado, justamente por falta de tiempo.

Pero una de nuestras prioridades es tener un mayor acercamiento con las autoridades, pues para nosotros es muy importante que nos conozcan como asociación, por lo que este año, haremos presión por todos los medios y formas para darnos a conocer, para que nuestra voz tenga voto.

Efectivamente, este año nos trae muchos cambios, pero en la AMTI somos muy optimistas y estamos convencidos de que debemos sacar la mejor parte de las circunstancias, por lo que consideramos necesario, sin duda, dar más apoyo al mercado doméstico.

Entendemos que el intermodal en la Región NAFTA, es una red de servicios de transporte inteligente que incrementa la competitividad del comercio exterior en México, y hemos dejado un poco de lado la carga doméstica.

Si bien es cierto que el Tratado de Libre Comercio trajo muchos beneficios al país, no debemos dejar de lado la carga marítima y doméstica; es más, estamos convencidos de que es el momento justo para darle prioridad y auge al sector doméstico, y es dándole prioridad que pondremos nuestro granito de arena.

El país está pasando por momentos difíciles en todos los sentidos, pero particularmente en materia de liderazgo; estamos convencidos de que este año es un parteaguas para el país, y las autoridades de transporte, están más que nunca interesadas en lograr mejorías.

Simplemente, el año pasado, con el apoyo de las ferroviarias, se logró una notable disminución en robos y siniestros a trenes, sabemos que no es una acción de un solo día y para un solo día, sin embargo, ya empezamos a ver resultados.

Ahora sigue continuar; estamos trabajando en conjunto con las autoridades para lograr los cambios deseados por todos. Este año, México tiene una oportunidad que no había tenido hace mucho tiempo, y la manera de ayudar a crecer al país es dar importancia y atención prioritaria al servicio doméstico, por encima del Crossborder; si lo hacemos de esta manera, serán más las oportunidades que los riesgos. Sin duda, el transporte intermodal seguirá creciendo.

Charlando con miembros del Consejo AMTI

Si bien ya vislumbrábamos la necesidad de que México se reinventara y construyera un sistema económico menos dependiente de los Estados Unidos, la “Era Trump” nos empuja aún más en esa dirección. ¿Qué perspectivas reales vislumbran sus empresas respecto a los ajustes del TLCAN entre Estados Unidos y México, y qué directrices les marca esta perspectiva como líderes de las mismas?

“De entrada, tenemos que aceptar que no creímos que sucedería; parecía un escenario probable, pero remoto; hoy ya estamos delante de él, y ciertamente hay incertidumbre todavía, hasta no ver qué ajustes se harán al TLCAN”, comenta Humberto Vargas, Director de Intermodal en Werner Enterprises México.

“Ni AMTI ni Werner vemos factible una cancelación del TLCAN, pues tendría consecuencias catastróficas para los tres países involucrados; sin embargo, ciertos estamos de que habrá ajustes, pero no necesariamente negativos, pues el tratado es perfectible.

De hecho, las propuestas de Trump tendrán que ser revisadas por el Congreso, por lo que tampoco le será fácil llevar a cabo todos sus planes. Para Werner, el transporte a través de la frontera es el pilar del negocio, y México es uno de los pilares más fuertes en esta relación norteamericana; entonces, más que verlo como una amenaza, lo vemos como un ajuste que fortalecerá el desarrollo y la relación bilateral.


Daremos prioridad al  servicio doméstico, de esta manera contribuirá AMTI al desarrollo del mercado interno.


Lo más lejos que nos pudiera llevar una postura pesimista, sería a ser conservadores, pero nunca a pensar en otro core business diferente al transporte transfronterizo. Como Werner Global Logistics, buscaremos otras oportunidades de negocio, y como AMTI, encontramos en esta coyuntura, una oportunidad invaluable para desarrollar el mercado interno.

En el transporte intermodal, por ejemplo, hoy sólo existe uno corredor doméstico, que es el Interpacífico, que es sin duda uno de los más largos y con mayor carga, pero seguramente se podrán desarrollar otros corredores, para contribuir al desarrollo del mercado doméstico de otras regiones; sería maravillosa una conexión hacia el Altiplano, u otra entre las grandes urbes (Monterrey, CDMX y Guadalajara), y desde luego uno hacia el Sureste.

Además, confiando en nuestra venturosa vecindad con el mercado más grande, dejamos de invertir en nuestro propio talento y hoy es tiempo para aprovecharlo en México, pues lo hemos exportado por décadas, por no saberlo apreciar y capitalizar.

Y no sólo el talento individual, sino también es necesario capitalizar el talento adquirido como país, en materia de comercio exterior y tracción de IED; con toda esta experticia, es tiempo de innovar para beneficiarnos internamente”, señala Humberto Vargas. “Definitivamente éste es el nicho para convertir la crisis en oportunidad.

México es ya una plataforma logística para la exportación, toda esta infraestructura puede aprovecharse en exportaciones para nuevos mercados, o bien para generar cadenas de suministro domésticas más eficientes y competitivas”, agregó Alejandro Cianca, Director México, del Canadian National.

Entre los problemas generales que se pusieron sobre la mesa en el SCLM del año pasado, estaban los siguientes: a) contexto desequilibrado en materia de transporte –importación mayoritaria proveniente de Estados Unidos e importación de materias primas mayormente procedente de otras latitudes; b) cadenas de suministro concentradas en corredores específicos –Triángulo central conformado entre las tres aristas metropolitanas del país, con infraestructura subutilizada, tanto en carreteras como en corredores ferroviarios. ¿Consideran que el nuevo escenario pudiera otorgar un cambio sustancial en cualquiera de estas tres problemáticas? ¿En qué forma?

“Yo veo complicado que se resuelva el tema del desequilibrio de la carga, por el contrario, veo que se va marcando más. Somos un país muy exportador, tenemos un gran flujo de mercancías hacia el norte, y muchas menos hacia el sur.

Sin embargo, algo que sí hemos visto últimamente, es que algunos usuarios han estado sustituyendo su proveeduría proveniente de Estados Unidos por orígenes de proveeduría mexicana, más por el tipo de cambio inestable, que por las amenazas de cancelación del TLCAN.

Con la devaluación del peso, el costo de los insumos de importación se ha aumentado del 30 al 40% hasta el momento, por lo que la facturación en pesos está siendo más conveniente. Desde el punto de vista del desarrollo del mercado interno, esta medida es conveniente, pero no así para equilibrar el flujo de contenedores”, afirmó Humberto Vargas. “De toda la importación que Werner introduce a México, a través de las frontera estadounidense, no más del 5% es canadiense; la gran mayoría es estadounidense, por ejemplo”.

“Creo que si realmente queremos desarrollar mayor competitividad en el mercado interno del país, debemos buscar una descentralización. Ciertamente, la mayor parte de la actividad productiva y logística se encuentra entre San Luis Potosí, CDMX y Guadalajara; es decir, alejándonos un poco del desequilibrio de flujos transfronterizo, también tenemos un desequilibrio importante al interior del país, pues ingresa mucho producto en las regiones extremas del país, proveniente del centro, pero no regresa hacia el centro el mismo volumen de carga.

En los próximos 15 años, esto se puede recrudecer, so riesgo de aumentar los costos logísticos”, agrega el Director de Intermodal de Werner.

La lógica nos dice que el “gasolinazo” y sus consecuentes impactos podrían beneficiar al transporte intermodal, pero entendemos que el alza en el insumo no sólo afecta al transporte carretero, sino que también hay otras variables en juego. ¿Cuál es el panorama que ustedes observan desde su arista?

“El incremento en el costo de los combustibles nos pega a todos, sea carretero, ferroviario o marítimo. Sin embargo, hay diferentes variables que habría que analizar con un poco más de profundidad.

Por ejemplo, la industria y el mercado del autotransporte no están acostumbrados a tener un costo de combustible variable, mientras que la industria intermodal sí, pues hace más de 10 años se viene manejando un ajuste a las tarifas, con base en la variación del diesel; de cierta manera, el usuario intermodal está acostumbrado a estos ajustes (a pesar de ello, el intermodal otorga al usuario un ahorro entre el 5 y 15% en el costo final).

Es decir, el aumento en los combustibles no necesariamente va a hacer más competitivo al intermodal con respecto al autotransporte, pero sí se apreciarán sus beneficios (capacidad, planeación, mayor seguridad en algunas rutas, etc.) todavía mejor, y aunque el aumento lo impacta, también es cierto que al final del día, el transporte intermodal diluye de mejor manera el impacto, que el carretero”, responde Humberto Vargas.

“Y no creo que debiéramos tenerle tanto miedo al tema de la liberación del precio de la gasolina, pues en teoría, eventualmente éste podrá bajar; no obstante ello, entiendo que empezar el año con el gasolinazo y los impactos de las órdenes ejecutivas de Trump, fue un golpe fuerte.

Ciertamente, la liberación de los precios en la gasolina se pudo haber hecho mejor, no parece ser razonable la determinación de regionalizar el alza, ni tampoco se justifica el desabasto que hubo a finales de 2016 y principios del presente”, continuó el directivo de Werner.

“Efectivamente, el impacto en el transporte intermodal probablemente sea menos agresivo que en el transporte carretero; sin embargo, la liberalización del precio de los combustibles impacta tanto al sector carretero como al intermodal, ya que en el tren, el costo del diésel impacta entre un 35 y 40% la base de costos, lo cual sin lugar a dudas genera ajustes en las tarifas de transporte ferroviario; además, a esto habría que sumarle el impacto en la tarifa de arrastre local.

Desafortunadamente, siendo realistas, el gasolinazo traerá forzosamente un alza general en los precios, ya que cada producto que usamos o consumimos a diario, lleva implícito el transporte en su proceso logístico”, señala Alejandro Cianca.

El año pasado, se hablaba asimismo de que la tendencia sería la integración de eslabones, entre empresas del mismo sector, o consolidaciones entre proveedores de servicios afines, pero ante esta opción se señalaba la resistencia a compartir como el gran desafío. ¿Creen ustedes que ante este escenario la tendencia crecerá o se detendrá?

“Bueno, yo sí observo cada vez más integración. Es un camino que como industria empezamos a tomar de hace tres años para acá, pero ciertamente hicimos énfasis en ello a lo largo del año 2016; seguimos madurando nuestra relación con los demás eslabones de la cadena del intermodal, y nos da gusto que cada vez son más los jugadores de la cadena de suministro que lo entienden.

De hecho, el autotransporte no sólo nos empieza a mirar como complemento y no como competencia, sino que además están buscando cómo ofrecer entre sus servicios una extensión hacia el intermodal -incluso, dentro del Consejo de AMTI, tenemos a un transportista carretero. Sin embargo, en el sector intermodal, todavía no le estamos entrando a la consolidación, porque no hemos logrado resolver el tema de las revisiones.

El despacho de las mercancías se hace en puertos interiores, conlleva complejidad, pues se requiere de un almacén donde se pueda desconsolidar el contenedor; además, hay que considerar los tiempos de cada empresa, si es importación o exportación y otras variables que todavía nos hacen complejo el panorama.

Sin duda, sería algo muy benéfico, pues nos ayudaría para atraer pequeñas y medianas empresas a las que todavía nos les resulta conveniente rentar un contenedor completo; me parece que el gran reto del intermodal es acercar el servicio a las mipymes”, señala Humberto Vargas.

“Yo considero que la tendencia de consolidar puede desacelerarse, por la incertidumbre en el que se encuentran la empresas, principalmente las que tienen su sede en Estados Unidos, como ya lo vimos en el sector automotriz; sin embargo, veo que la salida lógica podría ser una mayor colaboración entre las empresas de Estados Unidos con sus símiles con operación ya existente en México”, agrega Alejandro Cianca.

“No obstante ello, sí hay otro tipo de buenas prácticas que entre competidores estamos llevando a cabo, por ejemplo, notificarnos de contenedores vacíos que eventualmente tenemos parados en cierto lugar, por si les sirven a otros. Esto nos ayuda a todos a ahorrar costos, y al final, ser más competitivos.

Los actores del intermodal debemos hacer el servicio tan fácil de usar, como el autotransporte; poco a poco lo estamos logrando, ofreciendo más servicios, más opciones y mayores posibilidades de combinación”, añade Vargas.

El crecimiento que se vislumbraba hace un año para el transporte intermodal, dependía en gran medida del crecimiento del sector automotriz. ¿Cuál es la situación actual ante los anuncios recientemente hechos por Ford GM?

“Se ha malinterpretado la información de las dos principales empresas automotrices de Estados Unidos en México. Ellos no sólo no han retirado la producción de México, sino que en el caso de Ford, por ejemplo, destinó más del 50% de lo planeado para San Luis, a Hermosillo.

Es decir, no sólo se quedan con sus operaciones en México, sino también con expectativa de crecimiento. Ciertamente son de los clientes más asiduos del intermodal, hoy son los clientes ancla, los que siguen dinamizando ciertos corredores todos los días, pero ya no son el pilar del intermodal; ya hay muchos clientes de electrodomésticos y línea blanca, que usan el servicio todos los días”, puntualiza el directivo de Werner.

“El sector va a seguir creciendo, definitivamente a un ritmo menos acelerado, pero aún habrá crecimiento, seguirá habiendo inversiones y de igual manera, habrá todo un mercado de autopartes, necesarias para su producción. Hemos hablado con clientes en el sector de autopartes y no ven aún disminución en los programas de producción tanto para ensamble en México como partes de exportación para ensamble en Estados Unidos y Canadá”, enfatiza el director de Canadian National en México.

“Por otro lado, las automotrices sólo le han anunciado a Trump sobre sus proyectos planeados para Estados Unidos desde hace un año o más, pero él lo ha tomado -y a su vez anunciado- como si ello hubiese sido un logro de su política para retornar capitales a su país.

Sin duda, esta manipulación política y mediática ha contaminado la información en los mercados, pero la realidad es otra. La industria automotriz seguirá creciendo en México, y el transporte intermodal seguirá beneficiándose”, complementa Humberto Vargas.

Entendiendo que todo escenario tiene pros y contras, ¿qué otros riesgos consideran ustedes que se han sumado este año para el sector, y qué ventajas arroja el panorama actual con respecto al año pasado?

“Yo creo que el principal reto para 2017 será la fortaleza que está adquiriendo el dólar americano con respecto del peso mexicano, pues en un entorno económico incierto, obliga a las empresas a buscar opciones, reemplazando productos de importación, y obligándonos a ofrecer a los clientes nuevas soluciones logísticas, que ayuden a mitigar sobrecostos en las cadenas de suministro”, responde Alejandro Cianca.

“Aunado a ello, veo escenarios complicados si como país no nos planteamos bien ante la adversidad. Sin duda nos ha faltado estrategia para dignificar la postura mexicana, ciertamente podemos asumir un papel mucho más protagonista, asertivo y proactivo.

Es un buen momento para aprender la lección. También es necesario empezar a plantear propuestas con beneficio para el país, y que no sean ocurrencias cabildeadas al vapor. Necesitamos por ejemplo, empujar el tema de pesos y dimensiones, para hacer más competitiva la industria del autotransporte y el intermodal.

Hoy, el autotransporte mueve pesos por encima de lo debido, en detrimento no sólo de la sana competencia, sino de la infraestructura carretera. Una cosa es lo que diga la ley, y otra lo que se aplique en la realidad, y lo correcto sería competir en igualdad de circunstancias.

Mientras el Estado invierte en la construcción de carreteras, los corredores ferroviarios corren por cuenta de las ferroviarias privadas. Tenemos que dejar de atender intereses grupales y enfocarnos en atender intereses de la nación. Desde luego, la corrupción y la impunidad han sido muy perjudiciales.

Dejemos de una vez por todas la retórica, y pongamos orden en casa. AMTI, por ejemplo, ha logrado empujar iniciativas muy buenas para el país, como la inspección de SENASICA en las terminales interiores”, concluye Humberto Vargas.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *