Intermodal: 19 consejos para el éxito

febrero 18, 2020 - Por Inbound Logistics Latam
860 0

Intermodal: 19 consejos para el éxito

 

por Merrill Douglas                                                                             

Los expertos comparten sus consejos sobre cómo obtener un servicio lo suficientemente rápido y ahorrar dinero al mismo tiempo con el transporte intermodal nacional.

Los cargadores norteamericanos no eligieron el servicio intermodal para el transporte nacional en 2019 con la misma frecuencia que lo hicieron en 2018, según estadísticas de la Asociación Intermodal de América del Norte (IANA). En el primer trimestre de 2019, el tráfico nacional de contenedores cayó un 4.1% en comparación con el primer trimestre de 2018. Esa tendencia continuó en el segundo trimestre del año, el cual experimentó una caída interanual de 6.3%.

Sin embargo, muchos cargadores todavía recurren al servicio intermodal para obtener ahorros en el transporte. “El ferrocarril siempre es más barato que el transporte por carretera”, comenta Murray Tairney, gerente de compras de Davey Textile Solutions, que utiliza el transporte intermodal para algunos envíos de un proveedor en Montreal a su fábrica en Edmonton, Alberta.

“Si pudiera enviar todas las cajas por intermodal, lo haría”, señala Robert Iannuzzo, gerente sénior de logística del importador y distribuidor Proximo Spirits en Jersey City, Nueva Jersey.

Desde luego, cuando su estrategia logística incluye flete ferroviario, se aplican condiciones diferentes que cuando se utiliza sólo transporte por carretera (OTR, por sus siglas en inglés). Estos son algunos consejos para aprovechar al máximo el transporte intermodal ferroviario.

 

Cuándo usarlo

  1. Elija las rutas correctas. “Por lo general, el tránsito de larga distancia se equipara mejor a viajar en ferrocarril que al tránsito de corta distancia”, comenta Craig Laughlin, representante sénior de desarrollo de negocios de Zipline Logistics en Columbus, Ohio. Un viaje de 500 o 600 millas por ferrocarril no ahorra al cargador lo suficiente como para compensar el costo de los acarreos hacia y desde las terminales ferroviarias.

Un cargamento de 700 millas o más es una oportunidad para considerar el servicio intermodal, sostiene Rick LaGore, director ejecutivo de Intek Freight and Logistics en Indianápolis. “Además, usted no quiere estar a más de 50 o 100 millas de la rampa del tren”. Esa distancia puede ser un poco mayor si el tramo ferroviario del viaje es muy largo.

  1. Elija las cargas correctas. “El tránsito por ferrocarril es comparativamente más complejo y menos predecible que por carretera”, comenta Matthew Decker, vicepresidente intermodal de Coyote Logistics, con sede en Chicago. “Si usted tiene una cita de entrega inflexible y preestablecida con posibles cargos por mora considerables, consulte con su proveedor para decidir si el rendimiento ferroviario reciente es lo suficientemente consistente como para satisfacer sus necesidades”.

Las cargas que se prestan bien al transporte intermodal incluyen materiales de producción de materias primas, materiales de embalaje y mercancías que se transfieren de un almacén a otro. “Son movimientos necesarios pero que no terminan en una venta”, explica Laughlin. Debido a que pueden permitirse un poco de tiempo de tránsito adicional, tales movimientos proporcionan grandes oportunidades para reducir los costos de transporte.

  1. No se apresure. Mientras que los servicios de transporte de carga por ferrocarril son más baratos que el transporte por camión, también son más lentos. “Si está desesperado por un envío, nunca utilice el ferrocarril”, recomienda Tairney. “Pero si puede esperar e incorporar ese tiempo de entrega, ya sea una semana o dos, y no está desesperado, el ferrocarril es una gran manera de mover su mercancía”.
  2. Encuentre un socio que ofrezca soluciones creativas. “Esto se reduce a trabajar estrechamente con un proveedor multimodal de logística externo (3PL)”, asegura Cooper. “Por ejemplo, en una estrategia intermodal puede haber maneras de aprovechar los movimientos de corta distancia en camión para obtener ahorros en los costos. Para ello, el 3PL necesita conocer las reglas del negocio de carga en camión del cargador”.

 

Enrutamiento, programación de horarios, equilibrio

  1. Examine todas las opciones intermodales. Un socio externo que mantiene relaciones con todos los transportistas ferroviarios puede ofrecer una selección de rutas, tiempos de tránsito y tarifas para una carga determinada. “Algunos cargadores prefieren esperar dos días más y ahorrar dinero”, comenta Laughlin. Otros quieren un tránsito más rápido, aunque saben que no será tan rápido como un recorrido de OTR.

El transportista por lo general dicta la ruta que toma el transporte ferroviario de mercancías. Pero el cargador puede elegir entre licitar la carga a un ferrocarril cercano o transportarla en camión a larga distancia. “A veces hay flexibilidad en la elección de qué rampa usar para rutas como Chicago a Los Ángeles, donde varias terminales ofrecen diferentes rutas y tiempos límite”, señala Troy Cooper, presidente de XPO Logistics en Greenwich, Connecticut.

  1. Considere la posibilidad de dividir su negocio. Es posible que deba trabajar con más de un socio para obtener la mayor ventaja. Por ejemplo, en el oeste de Estados Unidos, algunas empresas de comercialización intermodal (IMC) trabajan principalmente con el ferrocarril Union Pacific (UP), que ofrece sus propios contenedores nacionales y no toma contenedores de otras fuentes. Otras IMC trabajan principalmente con BNSF Railway y proporcionan sus propios contenedores ferroviarios.

“Los cargadores necesitan ser informados sobre las opciones”, sostiene Matt Parry, vicepresidente sénior de logística de Werner Enterprises en Omaha, Nebraska. “La mayoría de las veces eso significa traer algunos proveedores diferentes que ofrezcan servicio en esas rutas ferroviarias y usarlas como una manera de aprender la opción correcta para usted”.

  1. Planifique con anticipación. “El tiempo de entrega siempre es muy importante”, comenta Laughlin. Los grandes cargadores pueden usar su volumen para negociar mejores tarifas con los transportistas. Pero incluso los cargadores más pequeños pueden mantener los costos intermodales al planificar los envíos con mucha anticipación y asegurarse de dar cada paso puntualmente.

“La detención es mayor para el ferrocarril que para el camión”, agrega Laughlin, refiriéndose al cargo que impone un transportista cuando la carga ferroviaria permanece en un patio demasiado tiempo. Así, por ejemplo, cuando un contenedor llega a una rampa de destino, vale la pena asegurarse de que un camión llegará rápidamente para acarrearlo a su destino final.

  1. Sea flexible. Las reglas estrictas sobre cuándo debe llegar un camión para recoger o entregar un contenedor pueden presionar para que aumenten los costos. En algunos casos, si usted acepta admitir a un conductor un poco antes o más temprano de lo habitual, puede ahorrar dinero. “A veces es más barato pagar horas extra en el almacén para descargar el contenedor uno o dos días antes que tenerlo sentado en el patio y pagar almacenamiento”, aclara Laughlin.
  2. Alinee los patrones de envío con los horarios ferroviarios. Una compañía podría enviar un camión para encontrarse con un tren que llega a las 4 a.m., y para cuando ese contenedor se carga en un chasis y está listo para rodar, son las 6 a.m. Pero el destinatario sólo acepta entregas entre las 4 y las 7 a.m.

“Eso añade un día entero al tránsito, e incurre en mora [cargos de detención]”, dice Parry. A menos que el destinatario pueda cambiar sus horas de recepción, o el cargador pueda trabajar con un transportista ferroviario que llegue antes, la intermodalidad podría no ser la opción correcta para esta ruta.

  1. Revise el calendario cuando pregunte por las tarifas. “El cuarto trimestre suele ser el peor momento para salir a pujar”, observa LaGore. Los transportistas fijan los precios de las rutas en función de las condiciones actuales del mercado. La demanda de capacidad aumenta hacia el final del año. Así que, si usted acude a los transportistas en noviembre, es probable que pidan más dinero.

“Tiene más sentido buscar en febrero o principios de marzo para obtener las mejores tarifas”, comenta LaGore. “En esa época suele ser cuando los volúmenes intermodales son bajos”. Los grandes cargadores siguen esa regla general; los cargadores pequeños también deberían hacerlo.

  1. Combine el transporte intermodal y por carretera de manera estratégica. “El intermodal no tiene que ser todo o nada”, dice LaGore. Para obtener el mejor precio y servicio, examine cada ruta que tenga al menos 700 millas o más, evalúe la distancia a las rampas de ferrocarril y, luego, compare los precios del servicio intermodal y de carga por camión.

Incluso un cargador que utiliza el transporte de carga por camión con éxito en una ruta de gran volumen debe considerar la combinación de modos como una cobertura contra las crisis de capacidad.

  1. Pero combínelos de manera constante. Sea cual fuere la combinación de transporte de carga en camión y por ferrocarril que elija, es importante ejecutar esa estrategia de manera constante. “Si usa el servicio intermodal el lunes y por camión el martes solo se añaden costos, porque ambos modos crean ineficiencias en la red cuando no se sabe en qué fecha se van a hacer los envíos”, advierte Parry.

Las IMC y otros socios de servicio proporcionan el mejor valor cuando hay un ritmo confiable para el servicio que un cliente espera, agrega.

  1. Sea consciente de la situación de la capacidad en su origen. “Si realiza envíos fuera de un mercado generalmente excedente, como Nueva Jersey, es menos probable que asegurar la capacidad sea un problema”, dice Decker. “Si realiza envíos fuera de un mercado intermodal tradicionalmente deficitario, como Cincinnati o St. Louis, es importante que trabaje con un proveedor que tenga una capacidad de entrada constante en su región”.

 

Carga y descarga

  1. Cuidado con el peso y las dimensiones. “El peso estándar sobre la carretera es de 45,000 libras”, señala LaGore. “En intermodal, sólo se puede cargar 42,500 libras. Eso a menudo descalifica las cargas potenciales”.

Además, un contenedor intermodal nacional puede tener dimensiones ligeramente diferentes que un remolque de camión. “Las diferencias de peso y tamaño tienen un efecto en algunos productos”, explica Parry. Algunos cargadores se niegan a usar el ferrocarril porque no pueden meter en un contenedor como la misma cantidad de producto que meten en un remolque.

  1. Bloquee y refuerce correctamente. “Si bien el tránsito intermodal es tranquilo, las vibraciones suaves causadas a lo largo de cientos de millas de rieles pueden hacer que el producto se deslice”, agrega Decker. “Para evitar cambios de carga y daños en la mercancía, los cargadores deben llenar el espacio vacío con rellenos y madera para embalajes”. Esto también es cierto para OTR, pero es más crítico con el transporte intermodal.

Además de causar daños, las vibraciones en los rieles también podrían cambiar la distribución del peso. Cuando el contenedor vuelve a la carretera al final del viaje, es posible que ya no cumpla con las regulaciones estatales sobre la cantidad de peso que un camión puede llevar en cada eje.

  1. Utilice una estrategia de soltar y enganchar. Dejar los contenedores en el lugar para cargarlos más tarde es una de las claves para la eficiencia en el centro de distribución de Proximo Spirits en Lawrenceburg, Indiana. Esa instalación envía de 12 a 14 millones de cajas al año desde ocho bahías de carga.

“La única manera de hacerlo es allanar el lado logístico del negocio mediante la precarga”, dice Iannuzzo. El centro de distribución suele tener de 75 a 100 contenedores vacíos esperando en el sitio. “Eso me da la flexibilidad de cargarlos hasta que tengo el personal y el inventario, en comparación con hacerlos esperar de tres a seis horas con cargas en directo o camiones”.

Con una estrategia de soltar y enganchar, los conductores de acarreo también pueden soltar los remolques cargados en un sitio de recepción, en lugar de esperar a que se descarguen. Una instalación que acomode los horarios de los conductores puede ahorrar dinero a un cargador. “Mantenga los sitios de soltar y enganchar abiertos las 24 horas del día sin necesidad de cita previa”, aconseja Cooper.

 

Consejo final

  1. Cultive lazos estrechos con los transportistas ferroviarios. Hemos desarrollado algunas buenas relaciones con Norfolk Southern y CSX fuera de Cincinnati”, comenta Iannuzzo, cuya compañía trabaja con Werner Enterprises para coordinar la mayor parte de su transporte. “Esos ferrocarriles tienden a hacer cosas por nosotros que tal vez no hagan por otros clientes”.

Las buenas previsiones y la comunicación abundante son claves para las relaciones fructíferas. “Cuanta más información, y más oportuna, pueda proporcionarles, mejor”, agrega.

Los beneficios que Proximo ha cosechado de esos lazos estrechos incluyen la decisión de CSX de mantener su rampa de ferrocarril en Cincinnati abierta los fines de semana para acomodar el gran volumen de Proximo allí, concluye Iannuzzo.

 

  1. Aproveche la tecnología. El sistema de administración del transporte (TMS) que utiliza su IMC o 3PL debe ser capaz de analizar múltiples modos para encontrar la mejor solución. “Pregunte por las comunicaciones electrónicas”, recomienda Cooper. “¿Están al día las actualizaciones?” ¿Se realiza un seguimiento de la mercancía enviada tanto en contenedores como en camiones?”

Un proveedor que mantiene datos sólidos sobre tendencias históricas y utiliza análisis predictivos puede ofrecer información proactiva. “Además, priorice el seguimiento basado en excepciones, lo que conducirá a un seguimiento de carga más eficaz, junto con una resolución de problemas más rápida”, señala Decker.

  1. Inténtelo de nuevo. No deje que una mala experiencia, por ejemplo, un cargo inesperado por detención, le disuada de usar el servicio intermodal. “Hay un sitio para él”, dice Laughlin.

Por ejemplo, considere el cliente que utilizó transporte intermodal para siete de cada 100 movimientos recientes con Zipline Logistics. “Esos movimientos ahorrarán a la compañía alrededor de 5,000 dólares”, afirma. “Sume eso durante meses, trimestres y años, y es una cantidad de dinero que no se puede ignorar”.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *