La sustentabilidad echa raíces

agosto 12, 2016 - Por Sandra Beckwith
458 0
Etiquetas:

Sin importar que el motivo sea salvar el medio ambiente o ahorrar dinero, las empresas están adoptando la sostenibilidad de la cadena de abastecimiento desde el principio.

La sostenibilidad está creciendo. Nacida de la preocupación mundial por el cambio climático, el 22 de abril de 2016, un récord de 175 países firmaron el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, comprometiéndose voluntariamente a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las empresas están prestando atención. Una encuesta de 2014 de McKinsey & Company preguntó a los encuestados acerca de las acciones que sus empresas están tomando para hacer frente a los problemas ambientales, y las prácticas que utilizan para gestionar la sostenibilidad.

Los CEO tenían el doble de probabilidades que hace dos años de ver la sostenibilidad como una prioridad, de acuerdo con los resultados de la encuesta. Su motivación en 2014 era alinear la sostenibilidad con los objetivos de la organización; dos años antes, la reducción de costos fue la principal motivación.

Pero cuando se trata de cadenas de abastecimiento ecológicas y sostenibles la reducción de costos está sigue siendo la fuerza impulsora. “La sostenibilidad no siempre se refiere a ayudar al medio ambiente”, comenta Patrick Penfield, profesor de práctica y administración de la cadena de abastecimiento, de la Escuela de Administración Martin J. Whitman de la Universidad de Syracuse, en Syracuse, Nueva York.

“Cada dólar ahorrado gracias a los esfuerzos de la sostenibilidad de la cadena de abastecimiento es un dólar para la rentabilidad”. Si las empresas están adoptando cadenas de abastecimiento esbeltas, ecológicas y sostenibles para ahorrar dinero, proteger el medio ambiente o porque los clientes y empleados quieren que así sea, no hay duda de que la tecnología hace posible la implementación de cambios grandes y pequeños que tienen un impacto positivo en el medio ambiente.

Abundan las oportunidades verdes. Desde la reducción del consumo de energía y las emisiones de carbono hasta la utilización de menos embalaje y más materiales respetuosos del medio ambiente, las empresas están haciendo cambios significativos y a menudo innovadores que permiten que todos ganen: reducir las huellas de carbono y ahorrar dinero al mismo tiempo.

En Dean’s Natural Food Market, una pequeña cadena de tiendas de alimentos orgánicos con sede en Nueva Jersey, la motivación es la sostenibilidad, no el ahorro. La segunda frase del manual de empleados de Dean, recalca que para la compañía “la comunidad está antes que las ganancias”.

Como un ejemplo, Dean Nelson, fundador y propietario de la cadena de cuatro tiendas, se negó a responder a las demandas de los compradores para transportar las cápsulas del popular café Keurig K hasta que la empresa de bebidas ofreciera una opción reciclable. “Estamos a punto de elevar la conciencia, desarrollar el personal y educar a los clientes”, señala Nelson. Dean ́s también demuestra su compromiso con la sostenibilidad al usar cajas, cubiertos y tazas de café ecológicas en su barra de bebidas calientes.

El compromiso de Dean’s Natural Food Market con la sostenibilidad de la cadena de abastecimiento consiste en elegir el papel sobre el plástico, reducir los residuos de alimentos y transportar los productos a granel.

Planea comenzar a ofrecer vasos reutilizables en su barra de jugos, por lo que los clientes pueden obtener un smoothie utilizando su propio vaso de vidrio, con un programa de incentivos. Nelson señala que verificar las prácticas sostenibles entre los proveedores de alimentos es particularmente difícil. Samarth Sarthi, CEO de SCA Technologies, un proveedor de soluciones de abastecimiento por categorías con sede en Pittsburgh, está de acuerdo.

“Los supermercados suelen comprar por medio de agregadores de modo que no saben quién fábrica o dónde se fabrican los productos”, añade Sarthi, cuya compañía proporciona software de la cadena de abastecimiento a cadenas de restaurantes.

Añada el reto de no saber lo suficiente acerca de los proveedores de su proveedor y cómo eso afecta su cadena de abastecimiento. “Si bien varias compañías están empezando a hacer frente a esto, muchas aún no se dan cuenta del impacto total de una interrupción en ese extremo de la cadena, de cómo ésta puede afectarles ni en qué áreas podrían ser susceptibles”, comenta Toby Brzoznowski, vicepresidente ejecutivo de Llamasoft, una compañía de software de diseño de la cadena de abastecimiento en Ann Arbor, Michigan.

Cargas compartidas en la cadena de abastecimiento

Cuando el propietario de Celebriducks, Craig Wolfe, quiso crear un pato de goma hecho de material no-PVC fácil de usar para los niños, llevó la manufactura de regreso a Estados Unidos desde China, por lo que no podía tener un control estricto sobre el abastecimiento de materiales.

“Quería que hubiera transparencia total sobre la cadena de abastecimiento y no quería dejar nada al azar”, explica Wolfe, fundador y presidente de la compañía de California. Colaboró con PolyOne, un mezclador global de plásticos de Ohio, para desarrollar un producto final fabricado con materiales aprobados para el contacto con alimentos y aplicaciones médicas. Al igual que Wolfe, muchas empresas se están centrando en elementos de la cadena de abastecimiento sobre los que tienen más control, incluyendo el transporte.

Aquí es donde la tecnología está teniendo un impacto significativo, como cualquier proveedor de sistemas de administración de transporte (TMS) explicará. Mediante el uso de software sofisticado, los cargadores pueden optimizar los modos y las cargas cambiando del transporte por carretera únicamente a transporte intermodal, o cambiando el equipo de transporte por carretera, por ejemplo.

Algunas empresas son cada vez más innovadoras también. Un ejemplo de ello es el proveedor de servicios de logística Transplace con sede en Texas que ayuda a los transportistas a ahorrar dinero y reducir el número de envíos con su servicio de co-envío TransMATCH.

Una iniciativa específica que entrega productos de México en Estados Unidos, en la cual la carga pesada se combina con carga de peso ligero que llena el espacio vacío por encima de los productos pesados, impide que los remolques se carguen completamente debido a las restricciones de peso. TransMATCH fue reconocido por esta iniciativa con un Premio a la Innovación en la Cadena de Abastecimiento otorgado por el Consejo de Profesionales de la Cadena de Abastecimiento. “Con este servicio, combinamos productos pesados tales como baldosas o aparatos para el hogar con otros mucho más ligeros -escaleras y vasos de plástico- en vagones y camiones”, explica Ben Cubitt, vicepresidente senior de consultoría e ingeniería de Transplace.

La compañía está viendo una mayor colaboración como ésta entre los cargadores. Cubitt cita una situación en la que tres compañías de productos de consumo con centros de distribución en Atlanta estaban haciendo entregas al mismo cliente en otra parte del país.

Al combinar sus envíos, en vez de enviar por separado, pudieron utilizar un menor número de camiones y ahorrar dinero. Esto también tiene un impacto positivo sobre su clientela compartida. “Si puedo reducir el número de entregas que un cliente tiene que manejar por día al reducir la cantidad de entregas por 40, son 40 descargas menos que el cliente tiene que manejar”, señala. 

Sherwin Williams de Cleveland, el minorista especializado en pintura y productos para pintura más grande de Estados Unidos, aprovecha los recursos de Transplace para apoyar su programa de flete de retorno. La filial Contract Transportation Systems Co. (CTS) de la empresa de pinturas es una flota privada que recorre 60 millones de millas por año, entregando productos procedentes de los centros de distribución de la compañía en seis regiones a 4,100 tiendas en todo el país.

En lugar de llevar esos camiones de regreso al centro de distribución vacíos, un equipo de ventas dedicado encuentra cargas para recoger en las tiendas de destino cercanas y entregarlas en el camino de regreso a la base de origen de cada camión. “Los objetivos de nuestro equipo de ventas están alineados con los de la compañía para reducir nuestra huella de carbono”, asegura Russ Beeg, director regional de ventas y de la flota occidental de CTS.

“Además de trabajar para asegurarnos de que los camiones no viajen vacíos, recientemente compramos 450 tractores con tecnología de vanguardia que nos ayudarán a reducir el consumo de combustible”.

Construcción de acuerdo con las especificaciones

AFN Logistics, un proveedor de logística tercero con sede en Illinois, recientemente utilizó una cadena de abastecimiento simulada para ayudar a un fabricante de bebidas a ahorrar 13.8 por ciento en los costos directos de transporte relacionados con el envío a su principal cliente minorista.

Después de un volcado de datos que se sometió a una evaluación cuantitativa y cualitativa, AFN construyó una solución de transporte simulada de dos etapas con los requisitos existentes del fabricante y de los clientes.

Cuando el fabricante aplicó las recomendaciones simuladas, redujo los costos directos en un 6.5 por ciento durante la primera fase, según Brian Winshall, vicepresidente ejecutivo de AFN. Cuando se hicieron ajustes según las fechas de caducidad del cliente en la segunda fase, se generó un ahorro de 7.8 por ciento adicional a los cortes anteriores.

El fabricante de bebidas también aumentó la entrega a tiempo, eliminó los cargos por devoluciones debidos a retrasos en las entregas y redujo el número de días de envío de siete a tres, y luego a dos. “El fabricante de bebidas pensaba que estaba haciendo un buen trabajo antes de trabajar con nosotros y así era, pero siempre hay un punto donde se puede mejorar un poco, sobre todo cuando no se está abordando una competencia básica en la organización”, observa Winshall. Los cambios en el transporte como el uso de equipo de transporte por carretera más ligero para las mercancías pesadas que incluyen agua embotellada y productos enlatados también pueden reducir las emisiones de carbono, señala Cubitt.

Avnet inició un proyecto de 3,724 paneles solares de 1,000 kilowatts que proporciona aproximadamente de 60 a 65 por ciento de la energía para su instalación.

Con este enfoque, el cargador puede añadir más productos antes de llegar a la carga de peso legal, lo que reduce el número de envíos. “Los cargadores quieren reducir el número de cargas”, aclara Cubitt. “Esto se traduce en ahorros directos y es mejor para el medio ambiente. También hay un efecto multiplicador a lo largo de la cadena de abastecimiento cuando se utiliza un número menor de camiones que finalmente se vuelven obsoletos y tienen que eliminarse”. Además de reducir el consumo de energía en la carretera, algunas empresas los están reduciendo dentro de la operación. Dean’s Natural Food Market, por ejemplo, gastó cerca de 60,000 dólares en convertir completamente un almacén a iluminación LED hace un año.

El proyecto, que abarcó el piso de ventas, el almacén, las cámaras frigoríficas y los congeladores, ahorra cerca de 60,000 kilowatts hora y 13,000 dólares en costos de energía al año. La cuarta tienda de la compañía, que abrirá en breve, también contará completamente con iluminación LED. Avnet, Inc., un distribuidor de tecnología global Fortune 500 con sede en Phoenix, también está cambiando de iluminación incandescente a iluminación LED en sus instalaciones cuando las moderniza. Además, la compañía se ha asociado con Mother Nature para generar parte de su propia energía.

Los toldos solares que ha instalado en el estacionamiento de su centro de distribución de Phoenix y en un edificio de oficinas en Tempe, Arizona, sirven para dos propósitos. Primero, minimizan el impacto brutal que la luz solar de la región tiene en el interior de los vehículos, haciéndolos considerablemente más cómodos al final de la jornada laboral.

En segundo lugar, los paneles solares instalados en la parte superior de los toldos generan energía que la instalación utiliza o devuelve a la red para un crédito de servicios públicos. En el sitio de Tempe, los 3,724 paneles solares instalados en los toldos del estacionamiento, así como en el techo, generan más de 1.7 millones de kilowatts hora de electricidad al año -alrededor de 60 a 65 por ciento de la carga de energía de la instalación.

El proyecto ahorró a Avnet aproximadamente 130,000 dólares en costos de servicios públicos durante su primer año; se espera que el ahorro en servicios públicos supere los 5.8 millones en los próximos 25 años. Los paneles solares de Tempe también reducen las emisiones de carbono de la compañía por 996 toneladas métricas anuales (el equivalente a retirar 210 automóviles de las carreteras cada año).

Cantando bajo la lluvia

En la compañía de servicios inmobiliarios comerciales Cushman & Wakefield con sede en la ciudad de Nueva York, Ben Conwell está viendo que más empresas trabajan para minimizar el impacto medioambiental en us instalaciones, no sólo mediante el aprovechamiento de la energía solar, como lo hace Avnet, sino también dirigiendo la escorrentía de aguas pluviales.

Conwell, director administrativo de comercio electrónico y del grupo de práctica de la especialidad de surtido de pedidos electrónicos de la compañía, dice que los centros de distribución y almacenes a menudo tienen “una enorme cantidad de superficies impermeables” -los techos, las entradas de automóviles y los estacionamientos de empleados y de remolques, por ejemplo. Hoy en día, muchos diseñadores de instalaciones están trabajando para manejar el escurrimiento de una manera más respetuosa del medio ambiente.

“La escorrentía de aguas pluviales suele manejarse dirigiéndola hacia un estanque enorme que ocupa espacio en el predio y la libera en el suelo o en un sistema de aguas pluviales público”, comenta Conwell. “Los diseñadores inteligentes ahora utilizan superficies permeables que permiten que el agua de lluvia se filtre a través de la superficie y se disipe bajo la entrada para automóviles o el estacionamiento”.

Esto es posible gracias a los nuevos materiales que eliminan a largo plazo los costosos problemas de mantenimiento, con soluciones tempranas posibles como las superficies de rotura bajo el peso pesado. La escorrentía de techos también puede recolectarse para el riego de jardines. “Un centro de distribución de un millón de pies cuadrados tiene alrededor de 10 hectáreas de techo”, explica.

“En lugar de perder la escorrentía enviándola hacia el sistema de aguas pluviales, las empresas con conciencia ambiental la reciclan para el riego”. Los cargadores también están buscando maneras de crear una cadena de abastecimiento más ecológica y más sostenible por medio de cambios en los empaques -usando menos y reciclando más. Glass House Shirt Makers, un fabricante de ropa masculina contemporánea con sede en Brooklyn, fue minimalista desde el principio.

El fundador Daniel Bernardo, quien inició la compañía después de trabajar como consultor de desarrollo sostenible, incluso seleccionó un nombre para la empresa relacionado con la sostenibilidad. “El vidrio comunica nuestro objetivo de transparencia como una empresa que se ocupa desde la cosecha hasta la prenda terminada”, comenta.

Glass House reduce el embalaje cuando envía camisetas desde el fabricante por contrato en Chicago hasta la oficina central de Brooklyn y de nuevo a los minoristas. Bajo el enfoque de los empaques tradicionales desde el fabricante hasta el almacén, las camisas se ponen en bolsas de plástico individuales, pero Glass House requiere que se cuelguen en ganchos reutilizables y se embalen en cajas armario reutilizables.

Después de una inspección de calidad, las camisas vuelven a empacarse para su entrega en las tiendas o para enviarlas por correo sin los tradicionales soportes de cartón, papel de seda, alfileres y bolsas de polietileno que comúnmente se usan para las camisas de hombre.

Cuando las camisas dobladas se envían a las tiendas están empaquetadas juntas en una sola bolsa de plástico grande. Para pedidos por correo, cada camisa se empaca individualmente y se envía en un sobre acolchado reutilizable. “Incluso las etiquetas colgantes están hechas de una base de polímero reciclable que se biodegrada en un vertedero en seis meses”, explica Bernardo.

Avnet también ha invertido en cambios a los empaques para hacerlos más ecológicos, los paquetes de envío de cartón e rediseñan para aprovechar la tecnología, lo que permite el mismo nivel de protección del producto pero con un cartón más ligero. Un nuevo diseño combinado con cartón más delgado ha tenido un impacto significativo. “Ahorramos miles de libras de cartón y redujimos las emisiones ya que transportamos menos volumen y peso”, señala Mike Buseman, jefe de logística y director de operaciones globales de Avnet.

Para ayudar a los minoristas y fabricantes a aprovechar su inventario devuelto y excedente, Optoro amplió recientemente su almacén de Lanham, Maryland.

Además, cuando las circunstancias lo permiten, Avnet devuelve determinados empaques usados con los productos que entrega en sus centros de distribución -pallets, bolsas y empaques de formas más grandes que pueden separarse y volverse a ensamblar para que el proveedor los reutilice. “Esto sólo funciona cuando el proveedor está lo suficientemente cerca para que sea viable desde el punto de vista del combustible y de las emisiones de carbono”, añade Buseman.

Avanzar en reversa

Las devoluciones de productos -logística inversa- también son un factor en una cadena de abastecimiento ecológica y sostenible. Según Optoro, una compañía de software con sede en Washington, D.C., que proporciona a los minoristas tecnología de ventas multicanal basada en la nube, el impacto ambiental de los 3.5 millones de productos que los consumidores devuelven cada año es de 4 mil millones de libras de desechos y 11 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono.

“La mayoría de las tiendas, incluyendo los grandes minoristas con sistemas antiguos y una gran cantidad de escaparates, no tienen la capacidad de manejar esto de una manera económicamente importante o respetuosa del medio ambiente”, advierte Ann Calamai, directora de sostenibilidad de Optoro.

“La mayoría de las tiendas no tienen capacidad para gestionar las devoluciones de productos de una manera respetuosa del medio ambiente”, Ann Calamai, Directora de Sostenibilidad, Optoro


Por lo general, la mercancía de- vuelta se regresa al inventario, se liquida o se dona o desecha, agrega. Además, los sistemas de devolución ineficientes contribuyen al desperdicio de energía y a la contaminación. Los sistemas de Optoro que ayudan a encontrar un nuevo hogar a las devouciones incluyen un sitio de ventas minoristas directas al consumidor, Blinq.com, y un sitio de ventas de liquidación, Bulq.com. Cuando Groupon implementó el sistema de gestión de devoluciones de Optoro, la compañía de comercio móvil y en línea experimentó mejoras en tres áreas importantes:     

  1. La disminución de los residuos en un 60 por ciento al depender menos de los liquidadores.
  2. La reducción del uso de combustible en un 30 por ciento y de las emisiones en un 27 por ciento al eliminar pasos adicionales en la venta a mayoristas o liquidadores y vender en su lugar directamente a los consumidores.
  3. El cambio de desechar o reciclar el 21% de las mercancías a revender el 91 por ciento del inventario devuelto o excedente directamente a los consumidores. El software juega un papel importante en la creación de una cadena de abastecimiento más sostenible, ya sea en la gestión de devoluciones, la identificación de opciones de transporte óptimas o el diseño de una cadena de abastecimiento digital, que ayuda a una empresa a identificar y priorizar las oportunidades. Pero la gente también es importante.

“Hemos encontrado que cuando acabamos de optimizar la tecnología, perdemos pequeñas piezas”, dice Winshall de AFN Logistics. “Pero cuando combinamos la tecnología y a las personas, tenemos el mejor resultado para los clientes”.

Y ya sea que el cambio hacia la sostenibilidad esté motivado por una preocupación por el medio ambiente, por las necesidades de los clientes, el manejo de la reputación, la satisfacción de los empleados o el ahorro en los costos, el Acuerdo de París augura que la realidad que mejora la sostenibilidad de la cadena de abastecimiento podría no ser una opción en el futuro.

“La buena noticia”, dice Cubitt, “es que un alto porcentaje de las iniciativas de sostenibilidad también impulsará las mejoras en los procesos y el ahorro en los costos”.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *