Hyperloop: La ciencia ficción y la realidad se reúnen en Rusia

agosto 28, 2016 - Por Inbound Logistics Latam
53 0

Hyperloop One planea desarrollar un nuevo sistema de transporte de alta velocidad utilizando la propulsión eléctrica. El sistema se probó recientemente en el desierto, cerca de Las Vegas.

Si hay algo que decir sobre la nueva empresa Hyperloop One con sede en Los Ángeles, es que no piensa en pequeño. Después de someter su tecnología a una exitosa carrera de pruebas de 100 yardas en mayo de 2016, la empresa rmó un memorando de entendimiento con el especialista ruso en infraestructura de transporte Summa Group para comenzar a investigar la posibilidad de instalar su Hyperloop en Rusia.

Entonces, ¿qué es un Hyperloop? En resumen, la tecnología utiliza un tubo sellado al vacío en lugar de una carretera o pista. Dentro del tubo, las cápsulas de carga o de pasajeros que levitan gracias a imanes pueden viajar a velocidades de hasta 800 millas por hora. El concepto original es una crea- ción del empresario multimillonario Elon Musk, de Tesla Motors y SpaceX.

El objetivo de Hyperloop One y Summa Group a largo plazo es “implementar una nueva ruta de la seda transformadora: un Hyperloop de carga que transporte contenedores de carga de China a Europa en un día”, comenta Shervin Pishevar, co- fundador y presidente ejecutivo de Hyperloop One.

Algunos podrían preguntarse por qué una empresa con sede en Los Ángeles fue hasta Rusia para hacer realidad este sueño de ciencia ficción. Pero al parecer, teniendo en cuenta el mal estado de la infraestructura del transporte en Estados Unidos, llevar el proyecto más allá de las fronteras de Estados Unidos probablemente fue la decisión correcta.

Una mirada a la lucha de los minoristas y los transportistas de paquetes pequeños que desean utilizar aviones no tripulados (drones) para sus entregas en Estados Unidos mostrará lo favorable que puede ser el entorno normativo estadounidense para las nuevas tecnologías extremas.

Es probable que la empresa ya esté teniendo mejor suerte para dar vida al proyecto en el extranjero. Haciendo a un lado la inversión y los obstáculos normativos, todavía hay muchas pruebas más que realizar.

Hasta el momento, no está claro qué tipo de mantenimiento requerirán los tubos, o cuáles serán las consecuencias del uso prolongado en la salud humana o en ciertos tipos de mercancías. Pero una cosa es segura: El concepto de Hyperloop es fabuloso.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *