La conectividad global aumenta, un futuro incierto

mayo 26, 2017 - Por Jason Jason McDowell
180 0

La Gran Recesión hizo que muchos países se retrajeran y se concentraran en sus propios problemas.
Ahora, sin embargo, la conectividad global ha superado los niveles previos a la recesión, según la cuarta edición del Índice de Conectividad Global de DHL, un análisis del estado de la globalización en todo el mundo.

En 2015, la expansión de la globalización se desaceleró, pero no retrocedió. Además, los datos muestran que en 2015 el mundo estaba aproximadamente 8 por ciento más conectado que en 2005. Incluso con estos datos disponibles, es difícil predecir hacia dónde va la globalización a partir de aquí.

“Los políticos afectan de manera sustancial el avance o retroceso de la globalización y hay incertidumbre sobre cómo evolucionará en los próximos años”, comenta Mike Parra, CEO de DHL Express América.

“Mirando hacia el futuro, los niveles de conexión global pueden aumentar, estancarse o incluso sufrir una fuerte reversión. Pero dados los parámetros de la situación actual, es improbable que los aumentos produzcan un estado en el que las diferencias o barreras entre países se ignoren”.

“Tampoco es probable que las reducciones conduzcan a un estado en el que las semejanzas o puentes que unen a los países se ignoren”, añade. “Los medios de comunicación social y las plataformas económicas compartidas han unido a personas y mercados, y creemos que es poco probable que esa conectividad se revierta en el corto plazo”.

Sin embargo, el clima político mundial hace que muchas compañías se pregunten qué pueden esperar. Por ejemplo, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea tiene preocupados a muchos negocios internacionales.

LAS 10 PRINCIPALES ZONAS DE CONFLICTO DE LA GLOBALIZACIÓN

  1. SINGAPUR
  2. MANAMA
  3. HONG KONG
  4. DUBAI
  5. AMSTERDAM
  6. TALLIN
  7. DUBLÍN
  8. GINEBRA
  9. ABU DHABI
  10. SKOPJE

Las zonas de conflicto de la globalización son las ciudades con los flujos internacionales de comercio, capital, personas e información más intensos en comparación con su actividad interna.

Fuente: Índice de Globalización de DHL 2016

“Lo que debemos evaluar es si estamos viendo una tendencia más amplia hacia el aislamiento y el proteccionismo, que sea lo suficientemente potente como para revertir las ganancias recientes”, señala Parra.

“Cualquier impacto significativo del Brexit en los niveles totales de conexión global sólo podría venir a través del contagio a otros países”. “Es demasiado pronto para determinar dónde está este caso, por lo que las tendencias globales positivas reveladas en el informe de este año se presentan con cierta incertidumbre”, agrega.

“Hay muchos factores que podrían amortiguar el impacto del Brexit en su conectividad global, en particular en la amplitud de su conectividad”. “El Reino Unido ocupa el primer lugar entre los 140 países en amplitud de sus interacciones internacionales y, dada la importancia de la proximidad física a la conectividad, es probable que la Unión Europea siga siendo el mayor socio exportador- importador del Reino Unido.

La medida en que esta separación afecta su conectividad en gran parte está en manos de la Unión Europea y el Reino Unido”. Los resultados de las elecciones presidenciales estadounidenses también han dejado a muchos especulando sobre su impacto en la globalización.

“Es probable que la Asociación Transpacífica hubiera permitido aumentar la conectividad de los socios pequeños, como Chile y Nueva Zelanda, mucho más de lo que habría impactado a Japón y a Estados Unidos”, observa Parra.

Sin embargo, estos desarrollos refuerzan el poderoso papel que los legisladores juegan en el futuro de la conectividad global. “Al igual que con el Brexit, si esto es indicativo de una tendencia hacia el aislamiento creciente, podría dar lugar a una inversión de la tendencia reciente hacia el aumento de la conectividad”, añade Parra.

“Esta posibilidad está respaldada por Global Trade Alert, que en 2015 reportó un 50% más de medidas de política comercial discriminatoria que en 2014. “Sin embargo, como se señala en el informe, el futuro de la globalización no está claro, y esas políticas no se traducen de manera independiente a la reversión de la globalización tanto como apoyan su ambigüedad”, añade.

Escrito por Jason McDowell.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *