Botón de Boletín

BLOG DE EXPERTOS

  • Los buques disruptivos no tripulados y submarinos dominarán la actividad marítima en la próxima década

    Buques no tripulados y submarinos

    Los buques no tripulados de superficie y submarinos dominarán la actividad marítima en el Reino Unido y en toda Europa durante la próxima década, de acuerdo con un nuevo informe sobre el futuro de los sistemas marítimos autónomos.

    Las redes de buques autónomos de superficie y submarinos cambiarán radicalmente la naturaleza de las operaciones marítimas, de acuerdo con el seguimiento de Global Marine Technology Trends 2030, producido por Lloyd's Register, QinetiQ y la Universidad de Southampton.

    “Los desarrollos ampliamente informados en los medios, como el envío autónomo, suceden a un ritmo mayor de lo esperado hace tan solo dos años”, explica Tim Kent, director técnico de marina y extraterritorial de la organización de servicios técnicos y comerciales de Lloyd's Register.

    “Estos desarrollos habilitados por la tecnología brindan nuevas oportunidades y potencial para modelos comerciales disruptivos”. Sin embargo, los principales desafíos serán integrar estos sistemas autónomos en las operaciones marítimas actuales, cumplir con los requisitos legales y normativos, y determinar el impacto en los marineros.

    “Los avances tecnológicos en los mercados de consumo y adyacentes son una oportunidad real para el sector marítimo”, agrega Bill Biggs, líder principal de la campaña para la autonomía en QinetiQ.

    La inteligencia artificial aplicada, los sensores de bajo costo más pequeños, una mayor conectividad, una mejor seguridad cibernética y un mejor manejo de la energía probablemente generen cambios rápidos y disruptivos, señala Biggs. Algunas marinas y compañías de transporte han comenzado ya las pruebas para demostrar las oportunidades que ofrecen los sistemas marítimos autónomos.

    Por ejemplo, en 2016, QinetiQ apoyó a Unmanned Warrior, la manifestación más grande jamás realizada de este tipo, que se ejecuta como parte de un importante ejercicio naval multinacional.

    “Es solo un ejemplo de los pasos que está dando el Reino Unido para mantenerse al ritmo acelerado del cambio”, concluye Biggs.