LOGISTICAL HAPPINESS: El etiquetado de la Nueva Realidad

septiembre 8, 2020 - Por Inbound Logistics Latam
34 0
Etiquetas:

¿Ha pensado usted hasta qué punto las nuevas maneras de relacionarnos interpersonalmente están influenciando el ámbito laboral y empresarial? Sin duda, estamos notando cambios en las formas, pero ¿hasta qué punto se está cambiando el fondo?

Las relaciones, tal como las vivimos hoy, no siempre fueron así, apenas guardan algunos parámetros del pasado. Han evolucionado al son de nuestras preferencias, orientaciones y conveniencias. Los millenials, nuestros sucesores directos generacionales, observan distintas maneras de manifestar sus sentimientos, siempre en la búsqueda de la anhelada felicidad, ahora etiquetada en las redes sociales.

Durante siglos, instituciones sacramentales como el matrimonio no tuvieron en cuenta la atracción física, el afecto de la pareja o compatibilidad de la intimidad. Más bien, se regían por el linaje, las alianzas de poder o la procreación. Nuestra idea de las relaciones actuales está basada en el “amor romántico”, expresión que vio la luz en la Edad Media, bajo el nombre de “amor cortés”, pero que no se arraigó más allá de la literatura sino hasta comienzos del siglo XVIII. Estas relaciones se asociaron a términos como el de “media naranja”, “juntos para toda la vida” y la validación de los celos, por ejemplo, como “prueba de amor”, términos e ideas que hoy han cambiado.

Del mismo modo, las relaciones han mutado para los empresarios y sus negocios. Los contratos verbales o escritos, los acuerdos de representación, el rigor por la marca, la exclusividad del territorio, la formalidad cliente-proveedor, son formas que también están sufriendo una transformación en la modernidad.

Por circunstancias históricas y religiosas, en Occidente entendimos que la monogamia sería uno de los preceptos básicos de ese amor romántico, el cual permitiría llevar una vida de pareja exitosa y un vínculo afectivo sólido; y aun cuando esta condición es cuestionada desde el punto de vista científico, es permitida por varias religiones y sociedades. Sin embargo, han aparecido movimientos explícitos y teorías que promueven otras formas de vivir las relaciones sexoafectivas que han calado entre las nuevas generaciones. Términos como “poliamor”, “relación abierta” o “relación híbrida” forman parte del léxico de los jóvenes para definir su situación sentimental ahora hecha pública y etiquetada como señal de un estado sentimental, o bien presentado como un mecanismo de defensa, o también como búsqueda de relaciones con otras personas que confluyen primero en el ciberespacio y tiempo después se conocen físicamente. Y, por extraño que parezca, es también una tendencia creciente entre las relaciones empresariales actuales.

Habíamos entendido que la formalidad, el trato directo y las relaciones empresariales fundamentadas en la exclusividad, los acuerdos de confidencialidad y el celo empresarial habían sido por varias generaciones la manera de llevar empresas y el personal de manera coherente y equilibrada, permitiendo relaciones sólidas para llevar los negocios. Sin embargo, los tipos de relaciones con los que comulgan los jóvenes hoy en día, así como sus derivadas formas de comportamiento, serán llevadas al plano laboral y empresarial como tendencia de la próxima generación, pues las empresas son el reflejo de sus dueños y sus administradores. Describiremos algunos casos.

Relación abierta

Relación romántica que, de manera consensuada, no tiene un acuerdo de exclusividad. En este vínculo se permiten relaciones con terceros, más no una vinculación afectiva. En algunos casos se privilegia la comunicación y hay transparencia en cuanto a los encuentros con las otras parejas. También existe la posibilidad de que ninguno de los involucrados quiera saber detalles acerca de lo que hace la otra persona. Este tipo de relación se proyecta en la literatura actual, las películas, los símbolos y la ostentan parejas de famosos. Esta tendencia se originó en los años 70 con los famosos swingers.

A nivel empresarial y logístico, este tipo de relaciones son más comunes que en las relaciones interpersonales. De manera consensuada, los acuerdos de distribución exclusiva ya casi no existen y pueden convivir con otras formas de acuerdos comerciales o contratos que permitan obtener beneficios compartidos con diferentes marcas, rutas o negocios. Hemos observado vinculación empresarial con diferentes tipos de productos que no rivalizan en territorios, que comparten almacenamiento y control de inventarios o que se complementan en rutas de distribución por diferentes canales.

Observamos que la clave es la transparencia respecto a la existencia de otros negocios y marcas, y la reserva en los detalles de rentabilidad, costo, precio y estrategia que lleva cada uno. Estos serían los detalles que están en la reserva y el respeto por el otro. Al parecer, podrían aparecer con más frecuencia matrimonios de part time, o de medio tiempo.

Poliamor

Esta modalidad permite tener relaciones románticas o afectivas con varias personas, de manera consensuada por todos los involucrados (sirven para satisfacer necesidades que una sola pareja no alcanza a llenar). Dentro de esta categoría hay un sinnúmero de matices. Por ejemplo, el poliamor jerárquico, en el que existe una relación privilegiada sobre las demás. Los especialistas afirman que para mantener este tipo de “vínculos”, las parejas deben ser “fuertes y seguras”, para evitar hacerlo solo por complacer al otro; además, se deben establecer acuerdos claros y transparentes. Se representa con simbología diversa: etiquetas de muchos corazones en red, banderas o el símbolo del infinito. El término ya está presente en los diccionarios y libros explicativos, anunciando el fin de la monogamia.

En el mundo empresarial, la tradición nos ha llevado a preservar y perdurar en los acuerdos de largo plazo, lo cual tiene sentido para lograr la estabilidad y la permanencia de los negocios, esto no significa que en el camino se vayan encontrando diferentes maneras de lograr los objetivos empresariales. Los vínculos por contrato o por acuerdos de servicios de largo plazo, son los que permiten mantener de manera fluida otras relaciones de negocios pasajeras o complementarias diferentes con otros actores de la cadena de suministros. Aquí observamos expansiones empresariales en otros tipos de negocios de distribuidores logísticos; esquemas de distribución consolidada con otros productos sobre rutas ya establecidas, creando economías de escala en un solo vehículo; acuerdos de compatibilidad de productos complementarios, observando envasadores de agua purificada, por ejemplo, que ahora también venden tortillas y otros comestibles en su flota de vehículos. Es decir, un mismo negocio con varios amores. ¿Llegaremos a ver a un transportista de petróleo crudo, entregando pan o refrescos en las tiendas por donde pasa? Sin duda, ¡no lo hemos visto todo! ¿Acaso será éste el camino hacia una felicidad “rentable”?

Relación híbrida

En este esquema, la pareja llega al acuerdo de que ambos se sienten cómodos con que uno prefiera adherirse a la monogamia, y el otro quiera tener más de una relación, o buscar vínculos con más personas. Esta es una etiqueta bastante particular y reservada, pero frecuente.

Esta relación empresarial ocurre generalmente entre fabricantes o importadores de gran tamaño y sus distribuidores. El fabricante, por su ocupación y su negocio, está concentrado en la producción y la rentabilidad de la fábrica en su escala. El distribuidor, por su parte, busca la rentabilidad y el crecimiento en virtud de otros vínculos que complementen su actividad empresarial y ayuden a mejorar su rentabilidad. La estabilidad de esta relación de negocios se fundamenta en la conveniencia de las zonas de influencia, la rentabilidad de la logística de última milla y la capacidad del distribuidor para adaptarse a la marca y sus productos complementarios que no le hagan competencia a su producto base.

Un compañero de trabajo, a sus 53 años, presumía con su novia de 18. Ya observada la escena, vistas las fotos, la relación de proveedor era evidente; pero cansados de la mucha miel, tanto adjetivo pomposo y presunciones de vanidad, le propusimos el siguiente escenario: Señor Godínez, cuando ella tenga 30 años gritará exaltada: “¡dejamos al viejo en el patio!” Entonces, llegará a tu casa corriendo y asustada a las 3 a.m., tras pasar la noche en el antro de moda, con su novio de la misma edad, y te observará con angustia en la silla bajo el gazebo trasero donde quedaste olvidado esa tarde en el asado. No quisimos dañar el idilio, pero también había que ser realistas. “Ya te dije adiós, ahora como te olvido” reza un título del famoso Walter Riso.

Anarquía relacional

Ocurre cuando una persona decide no darle prioridad a sus relaciones románticas, sino que las pone al mismo nivel de importancia de los amigos, la familia u otras redes de apoyo. Quienes optan por esta filosofía tienen un cambio estructural en la forma de asumir sus compromisos y la energía que le dedican a cada vínculo. Esto quiere decir que, procesos como la crianza y la convivencia, no están necesariamente ligados a la pareja romántica.

Existen mercenarios de los negocios de logística. Empresas que se manejan con criterios de poca prioridad o poca seriedad y formalismo. El vínculo es momentáneo, y responde a la motivación de una ganancia rápida y esporádica, sin ningún lazo de confianza o relación permanente. En consecuencia, cada negocio se concentra en virtud de la posibilidad de ganancia inmediata, o de matar el precio de algún producto por razones diversas; son los llamados cost killer.

En este rango se encuentran aquéllos que hacen transacciones rápidas e impersonales, distribución de mercancías de los mercados de compraventa directa, o realizan fletes o servicios de manera informal, con procesos casuales y pagos sólo en efectivo.

Flexisexuales

Es una de las tendencias preferidas entre los jóvenes. Se trata de experimentar con diferentes parejas, sin importar el género y sin tener la expectativa de una relación a largo plazo. En ella se involucran nuevos vocablos como bicuriosos, heterocuriosos o simplemente se sigue la moda de gente famosa que hace gala de este enfoque, buscando aparentemente lo que les hace felices y expresando sus sentimientos en absoluta libertad; en este rango caben relaciones que funcionan LAT (Living Apart Together) o juntos pero en casas separadas, para quienes no creen en la convivencia.

La logística flexible es una paradoja cuando se involucran: gestión física de almacenes o espacios de bodega, flotas de transporte de diferentes modalidades, mercancías refrigeradas y personal de diferente nivel. Es muy fácil escribirlo, pero tiene complicaciones para ejecutarse por la dificultad de subdividirlos, separarlos o segmentarlos. En este espectro caben las relaciones colaborativas entre competidores, cuando recurrimos a nuestra competencia para completar un pedido o un flete o utilizar un almacén temporal.

La pregunta es, ¿qué tan flexilogísticos podríamos ser, sin caer en los desagradables señalamientos que acusan poca seriedad, informalidad, baja credibilidad o confianza? Experimentar con todo y con todos no siempre se ve como un comportamiento estable en las relaciones empresariales.

Ciertamente, estos ejemplos no son exhaustivos. La incorporación social de las diferentes modalidades de relaciones entre humanos han salido a la nueva luz de la modernidad, pero siempre han existido. Hoy en día se acepta y tolera un poco más, bajo ciertas reglas de comportamiento y etiquetados, pero la complejidad es incuestionable. Lograr clientes felices y relaciones de negocios saludables son parte del arte de conseguir la alegría empresarial en estos tiempos de prueba y resiliencia. ν

* “Logixtic” es el nombre del equipo estratégico para la gestión de felicidad de Grupo Rayuela MX, operador logístico especializado en cadena fría, el cual integra el conocimiento colaborativo y la tecnología sobre sistemas de información, enfocados en la cadena de suministros y operaciones especializadas de logística. Logixtic es un término que fusiona a la palabra “logística” el vocablo “Ix” que significa mago en maya. A este equipo se le puede contactar por medio de: Gerencia@gruporayuelamx.com


 

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *