SOUTH AMERICA LOGISTICS – Futuro incierto para ciudades, puertos y desarrollos productivos próximos a centros urbanos

octubre 1, 2019 - Por Inbound Logistics Latam
53 0

Futuro incierto para ciudades, puertos y desarrollos productivos próximos a centros urbanos

 

Por Ricardo Ernesto Partal Silva *

En este número, abordaré un tema altamente conflictivo y paradigmático. Parte de este artículo, lo escribo al amparo en una publicación que recientemente realizó el Economista y Oficial Senior de Asuntos Económicos, División de Recursos Naturales e Infraestructura de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), bajo la pluma de Ricardo J. Sánchez.

Mientras corporaciones europeas se “desviven” por volcar en América Latina su experiencia milenaria y centenaria en materia portuaria, conectividad y logística, ellas y las principales ciudades del mundo realizan cambios emblemáticos. Puedo mencionar incursiones como las ejecutadas por Rotterdam en Holanda, Bilbao en España, y Le Havré en Francia, entre otras urbes; pero además, destacando su impetuosa pretensión de que la articulación con el “viejo mundo” sea sólo a través de ellas. Sin embargo, no obstante ello, hemos de reconocer que también algo de responsabilidad tiene las ciudades latinoamericanas, quienes creen que aplicando la “vieja” experiencia europea (con excelentes resultados para una época), “modernizan” y generan avances en sus desarrollos. Sobrarían ejemplos para argumentar la idea; pero, al margen de ello, puntualizo el objetivo que justifica esta presentación: comenzar a hacer sinergias entre todos los actores y relevantes articuladores del movimiento actual del comercio mundial. Sin la debida sinergia, algunos quedarán postergados, olvidados y atosigados en un contexto social, empresarial y comercial, mientras otros, haciendo las debidas sinergias, acrecentarán múltiples beneficios.

Menciona el artículo en cuestión, que las ciudades más grandes del mundo, muchas veces fueron construidas junto al agua, ya fueran mares o ríos, creándose una vinculación estrecha entre ciudad y puerto. Sin embargo, con el paso del tiempo, ha surgido el cuestionamiento: ¿Necesitan todavía estar allí?… En todo el mundo, las ciudades cada vez más, responden “no”.

En el último número de Container Management (https://container-mag.com/)  se aborda el tema, tomando en consideración los casos de Suecia y Dinamarca. En Estocolmo se está desarrollando una nueva terminal de contenedores a 45 minutos en coche al sur de la ciudad, en un área llamada Norvik. La nueva terminal requiere una inversión de 105 millones de dólares y cubrirá un área de 320 hectáreas, con un muelle de 800 metros y una profundidad de 16.5 metros, más profunda que la terminal actual de Frihamnen.

Las causas que han motivado la decisión de mover hacia afuera de las ciudades los puertos ubicados en el centro de las mismas o en sus proximidades, están principalmente relacionados con la accesibilidad, la calidad de vida y la sostenibilidad de las ciudades, y/o con el valor de la tierra. En el primer caso, a veces porque la profundidad del agua ya no permite albergar naves mayores, o porque la ciudad ha encerrado a los puertos complicando su acceso ferroviario o vial; y en el segundo, porque el valor de la tierra en el corazón de las ciudades, ha motivado el cambio de uso de suelo asignado.

Londres, que alguna vez tuvo el puerto más grande del mundo, es un caso emblemático; donde antes hubo un puerto en el centro de la ciudad, después fue reemplazado por un distrito financiero. Rotterdam, por su parte, se fue desplazando hacia el mar, y con el paso del tiempo, creó nuevas zonas para instalar su puerto y sus múltiples terminales. Asimismo, Hong Kong, Barcelona, Nueva York, Auckland y hasta Singapur parecen haberse ido, o se están yendo, siguiendo la misma tendencia.

Otras ciudades han podido resolver los problemas de accesibilidad, y se mantienen todavía en las ubicaciones originales, como podría ser el caso de Long Beach, en Los Ángeles. En otros casos, tales como los puertos en China, han montado espectaculares infraestructuras para mantenerlos o reubicarlos.

¿Y en América Latina?

Buenos Aires, en 1928, reposicionó el antiguo Puerto Madero hacia el norte de la ciudad, en lo que pasó a conocerse desde entonces como Puerto Nuevo (hoy atosigado y con un reducido espacio para ampliación). La Plata, también en Buenos Aires, con su plataforma TecPlata, le ha apostado a un alejamiento de la urbe. En México, Veracruz está terminando e inaugurando las nuevas instalaciones en una ubicación fuera de la ciudad. Y en Ecuador, Posorja ha comenzado actividades en una zona marítima cercana a la ciudad de Guayaquil, donde convive con las cercanas instalaciones originales.

Sin embargo, otras ciudades latinoamericanas con una fuerte inserción portuaria en su zona céntrica, bien podrían tomar nota de las experiencias mundiales para planear con tiempo su futuro portuario, a modo de mantener las prestaciones de forma económicamente eficiente, y protegiendo al mismo tiempo, la seguridad y el medio ambiente urbano.

 Este último es un aspecto central que se relaciona con el planeamiento y la vida útil de los puertos; además, la experiencia histórica así lo verifica, pues los puertos se han pensado, planeado y ejecutado en un horizonte temporal de 50 o más años, por lo que las decisiones que se toman en un tiempo presente, deben ser hechas concibiendo las ciudades sostenibles del futuro. Es decir, no solamente pesa la observación de las dificultades urbanas que existan hoy, sino cómo ello se proyectará para las próximas cinco o más décadas; así lo manifiesta Ricardo Sánchez.

Por ahora, he abordado el tema de manera general e incipiente –sin duda, un tema candente y de ultra necesidad en materia de políticas públicas-, pero en ediciones futuras, continuaré tratando el mismo desde aspectos particulares: infraestructura, accesos, tránsito urbano, la necesaria coordinación público/gubernamental, el ferrocarril, las carreteras, los parques y polos industriales, y los centros logísticos. Por lo pronto, revisemos, proyectemos y hagamos lo propio con responsabilidad: ¿están funcionando debidamente nuestros puertos?


* Ricardo Ernesto Partal Silva es Presidente de la Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas (OMCPL), Secretario del Centro Profesional de Actividades Logísticas de Argentina (CEPAL), Director Ejecutivo y autor de Integración Empresarial por Corredores Bioceánicos. Se le puede localizar en rutalogica@gmail.com

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *