SOUTH AMERICA LOGISTICS: Mercosur y la Unión Europea: Ventajas y desventajas

agosto 15, 2019 - Por Inbound Logistics Latam
124 0

Las naciones buscan beneficiarse mutuamente a través de la eliminación de manera progresiva de las barreras al comercio que propone cada país. Cuando la integración económica aumenta, las barreras al comercio entre mercados disminuyen.

Durante el 4to. Foro Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas, desarrollado en la ciudad de Monterrey, México, abordé el tema de las plataformas logísticas como potenciadores del comercio mundial y las inversiones, haciendo hincapié en que dada su importancia, no se deben descuidar los avances alcanzados con respecto a las mismas y aquello que las alimenta. Esto incluye la integración económica formada por bloques comerciales diversos: Alianza del Pacífico, T-MEC, Unión Europea, MERCOSUR, CARICOM, ASEAN, por citar algunos.  Ellos están muy vinculados a las plataformas logísticas (puertos marítimos, parques industriales, polos de desarrollo, centros de distribución, zonas francas, plataformas multimodales e intermodales, etc.) y consecuentemente, a las ciudades integradas. Asimismo, los corredores de cargas (internos, externos o corredores bioceánicos, binacionales multinacionales) también hacen que las plataformas logísticas tengan vida propia. Si unimos todo -ciudad logística, plataforma logística, grupos económicos y corredores de carga, estaríamos observando un serio comercio global integrado.

 Esta presentación anticipó justo lo que hoy se está desarrollando en el ámbito sudamericano, con el Acuerdo Comercial logrado recientemente entre Argentina y la Unión Europea. Y ¡vaya si no se avizoró semejante acuerdo integrador! Pues éste es el resultado de 20 años de negociaciones y conversaciones entre la Unión Europea y el MERCOSUR. Una vez logrado lo que otrora fuera imposible, es tiempo de comenzar a analizar los costos productivos, cuotas, impuestos, aranceles, trazabilidad, cadenas logísticas, sustentabilidad, sostenibilidad, medio ambiente, y una larga serie de temas para que este acuerdo sea una realidad. Pero, no obstante la necesaria integración requerida en estos asuntos, una vez más, la impulsividad latinoamericana se adelanta a los acontecimientos. Ante el resultado alcanzado, los mandatarios de Argentina y Brasil ya arremetieron para dar inicio a las conversaciones de acuerdos de comercio con el presidente de Estados Unidos primero, y luego con el presidente de Canadá.

Este logro representa tan solo la firma de un acto protocolar que llevará simplificaciones arancelarias, solo a los productos que ya están siendo comercializados, y que han sido aprobados por la UE (aún no se plantea el incremento de los cupos). La ampliación de comercio amerita primero, la aprobación de cada uno de los países que integran el bloque europeo, luego legislar normas, reglas y regulaciones, además de protocolos comerciales y financieros, entre otros.

 

PENSAR DE MANERA INTEGRADA

Propuesta de la Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas

El entusiasmo de los logros alcanzados -“árbol”-, no nos tiene que “ocultar el bosque”. Si los gobernantes están realizando acuerdos entre bloques regionales de comercio (entendamos protocolos, dado que los comercios están en función de áreas específicas), ¿por qué se envalentonan estableciendo acuerdos individuales?

Estamos convencidos que la integración es la solución a muchos males. Nuestros países requieren esfuerzos integradores. Hacer acuerdos comerciales con Estados Unidos y Canadá implica no estar viendo el bosque, pues ya existen acuerdos bilaterales.

Considero que el bloque Mercosur debe buscar acuerdos con otros bloques, como el iniciado con la UE. Ello permitirá a ambos bloques aliados sacar mayor provecho y no tan solo en lo comercial y económico, sino también en lo social y cultural, pues los intercambios facilitarán nuevas alianzas en otros continentes, y otros bloques comerciales.

Nuestra Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas, en alianza con Integración Empresarial por los Corredores Bioceánicos® en el Cono sur de América, se encuentra -desde el ámbito empresarial e institucional no gubernamental – concretando los acuerdos establecidos desde hace algunos años, con los Grupos Comerciales de La Alianza del Pacífico (Chile, Perú, Colombia, México) y del Corredor NAFTA/NASCO, hoy T-MEC –Tratado México, Estados Unidos y Canadá- a través de sus integrantes empresariales.

El objetivo es “movilizar los bloques comerciales” a través de los corredores de cargas y bioceánicos existentes y operativos en el T-MEC y el Mercosur, con toda su infraestructura logística desarrollada y sus zonas francas y de facilitación aduanera. El objetivo es unir literalmente el Pacífico con el Atlántico y las economías en ambos lados, utilizando las estructuras de las ciudades y plataformas que se han certificado internacionalmente bajo la figura de “Logística Justa”.                         

Entonces, bajo esta óptica, estamos obligados a pensar de manera diferente a como lo hemos hecho en el pasado. Veamos las potencialidades que tenemos establecidas por muchos de los países del Pacífico -las mejores economías de Latinoamérica- y los vínculos que éstos tienen con sus tratados de libre comercio. Colombia, Chile, Perú y México tienen excelentes tratados con el Asia Pacífico; y por el Atlántico, con la Unión Europea a los que se suman aquellos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) y Asia Pacífico sur: Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).

Entonces, creo que tenemos que comenzar a pensar de manera institucional y comercial, más que de manera política. Si se favorece con la firma de un convenio a un solo país, estamos actuando egoístamente y no estamos pensando verdaderamente en la integración. Pensar de manera institucional y comercial implica involucrar de manera directa a grupos comerciales existentes, grupos empresariales e institucionales no gubernamentales, y los multilaterales que están activos, que son eficientes y que ejercen acciones muy concretas ante estos tratados comerciales.


* Ricardo Ernesto Partal Silva es Presidente de la Organización Mundial de Ciudades y Plataformas Logísticas (OMCPL), Secretario del Centro Profesional de Actividades Logísticas de Argentina (CEPAL), Director Ejecutivo y autor de Integración Empresarial por Corredores Bioceánicos. Se le puede localizar en rutalogica@gmail.com

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *