Cinco corrientes influyen en la industria marítima internacional

julio 31, 2016 - Por Jason Jason McDowell
474 0

Cinco tendencias en desarrollo están influyendo en la industria marítima internacional, según un nuevo informe de IHS Maritime and Trade.

China comienza a reestructurar su economía. La segunda mayor economía del mundo intenta un cambio de dirección, pero ¿cómo responderá el transporte marítimo?

La expansión económica de China se ha desacelerado durante años. El crecimiento económico depende ahora de la e ciencia de la importación de materias primas y de la exportación de los productos terminados. Sin embargo, una tendencia subyacente en el proceso de reforma de China no puede controlarse ni medirse a través de la industria marítima solamente.

El impacto en el transporte marítimo es que la fuente más significativa de la demanda de carga seca a granel, y los principales contribuyentes a los sectores de carga húmeda a granel y de contenedores, están cambiando.

La floreciente economía de China influyó considerablemente en la condición del transporte de carga seca, húmeda, en contenedores, pesada y por proyecto, y en los envíos de carga general. Una menor demanda de envíos de China, aunada al hecho de que la industria no reaccionó a tiempo, obligó a muchos operadores de buques, astilleros y empresas relacionadas a reconstruir sus escenarios futuros.

Aún no está claro qué tipo de transporte de mercancías va a necesitar una economía china con un enfoque más interno; se requerirán años para finalizar la transición. El impacto de los precios bajos del petróleo crudo. Los precios bajos han tenido un impacto devastador en el sector de contrataciones en el extranjero, pero el embarque de petróleo crudo es próspero.

Una segunda tendencia es la caída de los precios del petróleo crudo, provocada por la negativa de Arabia Saudita a continuar su papel tradicional como productor de equilibrio mundial, en particular cuando los productores y exportadores rivales -el petróleo de esquisto estadounidense, el petróleo y gas rusos, y el crudo iraní- amenazan con aumentar su participación en un mercado de por sí saturado.

Esta ha sido una buena noticia para el transporte de petróleo crudo. Las tarifas de embarque son estables, la flota de buques es capaz de manejar la demanda creciente y las entregas de barcos nuevos entran en el mercado de manera constante. La debilidad del mercado del transporte marítimo impulsa la consolidación.

La supervivencia en varios sectores del negocio de embarque dependerá de las fusiones y adquisiciones. El sector del transporte de contenedores prevé varias fusiones de alto perfil, incluyendo la más improbable, si bien la más necesaria, entre las dos líneas de Corea del Sur: la fusión de Hanjin Shipping y Hyundai Merchant Marine.

El sector de granel seco está mucho más fragmentado que el de contenedores. Un periodo prolongado de tarifas de flete bajas debilitó la determinación de los dueños de los buques. En Singapur, BW Group, que obtiene altos ingresos por petróleo y gas, está en el mercado para apoderarse abiertamente de activos en problemas a medida que los valores de los buques caen junto con las tarifas del mercado de carga seca.

El negocio petrolero está generando ingresos suficientes para evitar el torbellino de fusiones, pero el sector del petróleo en el extranjero ha sufrido de manera catastrófica desde que los precios del petróleo se desplomaron en septiembre de 2014.

Se espera que haya adquisiciones cuando el sector se recupere, y eso sucederá cuando el precio del crudo aumente -pero no hay indicios de que esto llegue a ocurrir en 2016. Los mega portacontenedores en la cadena de abastecimiento más amplia.

A medida que el transporte marítimo adquiere buques cada vez más grandes, las cadenas de abastecimiento enfrentan nuevos retos. Con un número limitado de puertos y de terminales capaces de recibirlos, los megabuques están desafiando la misma cadena de abastecimiento a la que deben servir.

La llegada de buques más grandes también ha estimulado la inversión en equipo y terminales nuevas. Esto mejora la e ciencia de la manipulación, pero supone un reto para las empresas de logística en cada etapa de la cadena de abastecimiento. Los macrodatos, los microdatos y la seguridad.

El transporte marítimo llegó tarde a la esta del Internet de las cosas, pero avanza a pasos agigantados. El dar sentido a los datos y conectar las piezas dispares permitirá que el transporte marítimo obtenga información útil. Las empresas de transporte marítimo necesitan asumir un nuevo papel como líderes de análisis marítimo, combinando la experiencia cuantitativa detallada con la experiencia detallada de la industria.

Hasta que ese papel se de na, “seguiremos tomando decisiones en la industria partiendo del hecho de que los defectos y la discontinuidad de los datos se ignoran de forma rutinaria, la insuficiencia de datos se acepta indefectiblemente y la investigación y las previsiones a las que nos aferramos son sesgadas y obstinadas”, advierte Patrick Thomson del equipo de análisis avanzado de IHS.

El transporte marítimo está requiriendo un uso intensivo de la tecnología; además los nuevos líderes de análisis marítimo esperan la creación de nuevos negocios digitales, sin activos propios pero que proporcionen un control operativo. Además, a medida que los barcos se convierten en un sistema de sistemas, conectados no sólo entre sí, sino vía satélite a un centro de control en tierra, la necesidad de proporcionar diferentes niveles de protección a la seguridad se vuelve urgente.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *