Gestionando tu Nearshoring

octubre 31, 2023 - Por Inbound Logistics Latam
256 0

Gestionando tu Nearshoring

Por: Iris Luz Morales Durán
Experta en la Industria Marítimo Portuaria y Logística
irisluz2020@gmail.com

El significado del Nearshoring, se refiere a la estrategia de ubicar el centro de distribución cerca al punto de origen o destino de los productos, y quiero empezar con esta definición, ya que es una palabra en boga en estos días y que en términos generales, supone pensar en ubicar la producción de las grandes fábricas de otros países, en el país que está más cercano al nicho de consumo, sin embargo, esta estrategia empresarial, no solo se refiere a la movilización de fábricas y centros de producción radicadas en el extranjero, sino también a la relocalización de las bodegas, almacenes o centros de distribución de las empresas que importan o exportan, haciendo de los puertos de salida o de arribo, verdaderos puntos nodales de la cadena de transporte, que con seguridad, puede ser el camino para hacer más competitiva a una organización nacional o extranjera.

Algunas de las ventajas de ubicar un centro de distribución dentro de la zona geográfica cercana al puerto de arribo o salida de la mercancía son: 

Eficiencia en el transporte 

Al estar cerca del puerto, los centros de distribución pueden reducir los costos y los tiempos de transporte. Esto se debe a que los productos no tienen que recorrer largas distancias para llegar a su destino final. Incluso si la logística de los productos, requiere movilizar las cargas por tren, en algunos puertos, las empresas que operan fuera del recinto portuario y que ofrecen almacenaje y distribución, cuentan con espuelas, y son muy utilizadas por empresas que llevan varios años trabajando bajo la estrategia del nearshoring.

Tiempo de respuesta 

La proximidad al puerto permite una respuesta más ágil a la llegada de mercancías. Esto es especialmente crucial cuando se trata de productos perecederos o de alta demanda. Los centros de distribución cercanos al puerto pueden agilizar el proceso de desembarque, despacho y entrega de los productos, lo que ayuda a satisfacer las necesidades de los clientes de manera más eficiente. 

Algunas empresas suelen dejar sus cargas en el puerto de arribo, “utilizando” sus días libres de almacenajes y demoras, por varios motivos, entre ellos, la capacidad de recepción en sus almacenes o centros de distribución. La opción de ubicar un CEDIS en la zona cercana al recinto portuario, puede ser paralela a sus otras ubicaciones en el país, con la finalidad de ampliar su capacidad tanto de recepción, como de respuesta a la demanda de órdenes de sus productos.

Corte de demoras

El trasladar las mercancías que arriban como carga contenerizada a un almacén fuera del puerto, permite desconsolidar la carga rápidamente y así regresar a la naviera sus contenedores de forma inmediata, evitando generar costos adicionales como son las demoras.

Flexibilidad en la gestión del inventario

Tener centros de distribución cerca del puerto permite una mejor gestión del inventario. Se pueden realizar envíos directos desde el puerto a los centros de distribución y a los mismos clientes, lo que ayuda a reducir los niveles de inventario, optimizar la disponibilidad de los productos y a cumplir con las fechas de entrega de estos.

Reducción de costos 

Al evitar costos de transporte adicionales y optimizar la gestión del inventario, los centros de distribución cercanos al puerto pueden ayudar a reducir los costos generales de la cadena de suministro.

Mayor competitividad 

Los centros de distribución cercanos al puerto brindan una ventaja competitiva a las empresas al permitirles una mayor velocidad de entrega y una mejor capacidad para responder a los cambios en la demanda del mercado. Por otro lado, consiguen tener un mejor acceso a servicios de valor añadido a las mercancías, como lo son etiquetados, embalajes, manufactura, etcétera, es decir, las empresas que conforman la comunidad portuaria, generan un “cluster” para las diferentes industrias que importan o exportan a través de los puertos, que para fines del presente artículo, nos enfocamos únicamente a los puertos marítimos, pero esto aplica a cualquier puerto seco o aduana terrestre.

 En resumen, la ubicación de los centros de distribución cerca del puerto de arribo o zarpe, es estratégica para mejorar la eficiencia, la velocidad de entrega y reducir los costos en la cadena de suministro.


*Iris Luz Morales Durán. Licenciada en Comercio Internacional y experta en la Industria Marítimo Portuaria y Logística. Si desean ampliar la conversación con nuestra columnista, la puedes encontrar en Linkedin como:  iris-morales-835a6781 o si tienen preguntas, dudas o quieres optimizar tu logística y encontrar soluciones apegadas al tipo de tu producto de importación o exportación.  En este correo puedes contactarla: irisluz2020@gmail.com

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *