Simplifique la complejidad del comercio

mayo 18, 2018 - Por Jason Jason McDowell
969 0

Los profesionales de comercio internacional han experimentaron una gran interrupción durante 2017, con acuerdos comerciales que se cancelaron y renegociaron, el cumplimiento normativo en aumento, la agenda del Brexit aproximándose, la inestabilidad política como una preocupación creciente, y más. Las redes que habían estado relativamente estables durante años ahora están en constante cambio.

Para responder a estas fuerzas del mercado global, las empresas necesitan rediseñar los procesos y sistemas de apoyo con el fin de lograr un nuevo nivel de agilidad. Para ayudar a los gerentes de la cadena de abastecimiento a prepararse de manera proactiva, Amber Road y AAEI publicaron la Encuesta sobre Abastecimiento, Comercio y Comercio Electrónico 2017 de The Trade Trends Report, que identifica los siguientes desafíos y estrategias comerciales globales.

1. El comercio electrónico sigue eliminando los establecimientos físicos, lo que resulta en un aumento de las ventas en línea.

El lugar del comercio electrónico en la configuración del panorama minorista actual ya no está en disputa, si es que alguna vez lo estuvo. La ola de cierres de tiendas que se extendió por la industria minorista en 2016 derribó tanto a los viejos iconos como a los recién llegados.

Si bien parte de esto se atribuye al clima económico mundial, una gran parte del impacto provino del comercio electrónico que reemplazó a los canales de ventas tradicionales.

Sin embargo, la ola de cierres de tiendas que comenzó en 2016 aún no ha alcanzado su cresta. A partir de agosto de 2017, el número de cierres de tiendas en Estados Unidos ascendió a 6,098; compare eso con 2016, cuando hubo 2,159 cierres de tiendas importantes.

2. Los retos incluyen velocidad de llegada al mercado, interrupciones y acuerdos de libre comercio.

El panorama del comercio internacional de 2017 se desplazó considerablemente de las expectativas de 2016. El acuerdo de la Asociación Trans-Pacífico (TPP), que habría cubierto el 40 por ciento del comercio internacional que involucra a 12 países de la Cuenca del Pacífico, está prácticamente extinguido luego de la salida de Estados Unidos. La oportunidad para el comercio libre de impuestos con Japón, Vietnam y Australia se ha desvanecido, y las decisiones de contratación que se tomaron con vistas a la eventual promulgación del TPP ahora pueden parecer malas.

A las empresas que están bien aisladas con una base de abastecimiento diversificada les irá mejor cuando ocurran sucesos inesperados o cuando no se produzcan los sucesos esperados. Sin embargo, la diversificación conlleva riesgos. Los encuestados reconocen los desafíos de operar una cadena de abastecimiento global, entre ellos la velocidad de llegada al mercado, la vulnerabilidad a las interrupciones y la complejidad del cumplimiento normativo del comercio internacional.

El abastecimiento desde diferentes ubicaciones presenta un conjunto único de consideraciones, incluidas la calidad del producto y el potencial para el comercio libre de impuestos o preferencial.

3. El abastecimiento se establece en el núcleo de las cadenas de abastecimiento globales.

Las decisiones de abastecimiento afectan todo, desde los costos de envío hasta las preocupaciones sobre el cumplimiento. Muchos factores (disponibilidad de materia prima, costos de mano de obra, programas de preferencias comerciales) pueden afectar las decisiones de abastecimiento. Los datos digitales sobre las ubicaciones de abastecimiento actuales y potenciales simplifican la toma de decisiones.

4. Las principales preocupaciones para 2018 incluyen el riesgo del proveedor, el riesgo regulatorio, la falta de personal y los costos de transporte.

Cuando se trata del comercio electrónico versus la venta minorista tradicional, las principales funciones de la cadena de abastecimiento no son extraordinariamente distintas. Todas las empresas se preocupan por las utilidades netas y por satisfacer las expectativas de los consumidores, independientemente del canal.

Si un producto está destinado a llegar a una tienda o directamente a la puerta de un cliente, comienza en el mismo lugar y viaja a lo largo de la misma cadena de abastecimiento. La logística de ese movimiento, no obstante, puede diferir a medida que el producto se aproxima a su destino final.

Para el comercio electrónico transfronterizo, los envíos de paquetes individuales pueden traer incluso más dolores de cabeza por el transporte que los contenedores de bienes, porque a menudo son de bajo valor con márgenes pequeños.


Cuando se preguntó a los encuestados qué problemas había experimentado su canal de comercio electrónico, más de un tercio informó que los mayores impactos provienen del envío o los retos de transporte que afectan la capacidad de lograr metas u objetivos estratégicos.

Eso no deja mucho margen para el error. Gracias a la naturaleza expansiva de las cadenas de abastecimiento globales actuales, existen numerosos lugares donde los cálculos de riesgos deben tomarse en cuenta. Cuando se les pregunta dónde es más vulnerable su empresa, los encuestados se dividen casi por igual entre varias preocupaciones impactantes e importantes. La vulnerabilidad de mayor rango reportada (25 por ciento) es el riesgo del proveedor con base en la calidad del producto.

Otro 21 por ciento dice que la mayor vulnerabilidad es el riesgo del proveedor basado en la capacidad y estabilidad, el 20 por ciento afirma que es el riesgo de cumplimiento normativo, el 19 por ciento sostiene que es la falta de personal para administrar la cadena de abastecimiento y el 15 por ciento asegura que son los costos de transporte.

Tags

PARTICIPA CON NOSOTROS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *